Irene Montero, denunciada por una antigua escolta que la acusa de usarla de recadera

La demanda ha sido presentada en el Juzgado de lo Social número 3 de Madrid y publicada en exclusiva por Okdiario. En ella se recoge la petición de que el despido de la demandante sea declarado nulo ya que argumenta que este se debió a sus quejas por el trato que estaba recibiendo por parte de Irene Montero desde que pasó a formar parte de su escolta tras haberlo sido primero de Pablo Iglesias.

La demandante, contratada directamente por Podemos, pide que el despido se declare nulo y denuncia que Irene Montero le encargaba tareas no acordes a su puesto. (Foto: Borja B. Hojas/Getty Images)
La demandante, contratada directamente por Podemos, pide que el despido se declare nulo y denuncia que Irene Montero le encargaba tareas no acordes a su puesto. (Foto: Borja B. Hojas/Getty Images)

Según recoge el mencionado diario, que no revela la identidad de la demandante, la relación laboral con la familia Iglesias-Montero comenzó en febrero de 2016 cuando fue contratada por Podemos como escolta de su secretario general. A su servicio, no hubo ningún problema según se recoge en la demanda.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Estos comenzaron cuando pasado año y medio del inicio de su contrato la mujer pasó a trabajar para Irene Montero, a la que acusa de un trato “discriminatorio” y de obligarla a realizar tareas fuera de su horario laboral y ajenas al puesto que ocupaba.

Así, en uno de los puntos se detalla que entre esas labores que le eran exigidas se encontraba las de acudir a comprar productos para la portavoz del partido morado, sus hijos y los perros, llevarles la cena a domicilio, realizar tareas de mantenimiento en la casa o a encargarse de la parte más mecánica del coche.

Otro de los aspectos que se mencionan y que recoge Okdiario es el hecho de que la exescolta tuviese que acudir a su puesto de trabajo antes de tiempo para poner en marcha la calefacción del coche y que este estuviese ya caldeado cuando llegase Montero para sus traslados.

Este tipo de labores no acordes a su contrato ni al trabajo propio de un escolta también se hicieron extensibles, denuncia, a otros miembros de la familia e invitados, de los que tuvo que hacer de chófer, asegura.

Siempre según el testimonio de esta antigua escolta de Montero y de lo que recoge su demanda, fue cuando se quejó del trato recibido cuando la recolocaron de nuevo dentro del partido al servicio de Gloria Elizo. Además, en la denuncia se incluye también el hecho de que no recibió pago alguno por las horas extras y de nocturnidad realizadas.

De nuevo según Okdiario, desde Podemos están intentando llegar a un acuerdo con la demandante en un acto de conciliación que ha sido fijado para este miércoles.

Otras historias