Irene Montero, su axila sin depilar y la pelambrera casposa en el cerebro de algunos

Yahoo Noticias

Ya me dirán ustedes qué tiene que ver la capacidad intelectual de una persona con sus hábitos de depilación.

Es la misma ridiculez que vetar a un ministrable porque su calva prominente o decir que alguien no puede ser presidente del gobierno porque tiene una papada que parece medio kilo de cera derretida bajo la barbilla.

¿Qué relación hay entre el aspecto corporal y la inteligencia? ¿Entre los hábitos estéticos y la preparación para un cargo?

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Creo que es bastante sencillo de entender, pero parece mentira que tengamos que seguir aclarándolo. No conozco a una sola mujer a la que no hayan insultado o menospreciado por su cuerpo.

El último caso viral, el del concejal del PP convencido de que Irene Montero no puede ser vicepresidenta no por su ideología o sus capacidades, sino porque no lleva las axilas bien depiladas.


Tuit del concejal del PP criticando la idoneidad de Irene Montero para ser vicepresidenta por sus axilas mal depiladas.
Tuit del concejal del PP criticando la idoneidad de Irene Montero para ser vicepresidenta por sus axilas mal depiladas.

Cuando alguien no tiene argumentos el insulto fácil es el que se dirige al cuerpo. Casi en exclusiva, al cuerpo de las mujeres. Puta -vendes tu cuerpo-. Gorda sebosa -descuidas tu cuerpo-. Asquerosa -me repele tu aspecto-. Sucia. Guarra. Zorra. Etc. Etc.

Creo que es bastante sencillo de entender: se trata de que cada cual haga lo que quiera sin que los demás tengan derecho a criticarle por su aspecto.

Sí. Yo me depilo. ¿Y qué?

¿Es que no habéis entendido que se trata precisamente de eso? De que el insulto no sea si lo hacemos o no. Si tenemos o no pelo en las piernas. Si nos teñimos o no las canas. Si tenemos o no los brazos torneados.

Cuando cuestionan tu valía profesional por depilarte o no las axilas el problema lo tiene el cerebro del que critica.

Otras historias