El gesto huraño de Isabel Pantoja sentenció su relación con Irene Rosales

Anna Sanchez
·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - MARCH 06: (L-R) Kiko Rivera and Irene Rosales attend Isabel Pantoja concert at Wizink Center on March 06, 2020 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
Irene Rosales podría cortar toda relación con Isabel Pantoja (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

La esposa de Kiko Rivera siempre ha hecho gala de su educación y su discreción aun formando parte de la mediática familia Pantoja, famosa entre otras cosas, por sus broncas familiares en la televisión.

Irene Rosales se ha ganado un puesto como colaboradora en ‘Viva la Vida’ y ha capotado siempre a favor de su marido y de su suegra incluso en las batallas más delicadas. Irene es el gran apoyo de Kiko Rivera en sus peores momentos y quizá esto encela a Isabel Pantoja que siempre ha tenido la correa muy corta para retener a su hijo.

Pero a Rivera ya no hay quien lo retenga e Isabel, en vez de asumir su culpa y entonar por primera vez e su vida el ‘mea culpa’, estaría tirando dardos envenenados (eso sí, por la espalda) a su nuera que siempre la ha defendido (incluso en lo indefendible) públicamente.

Sin embargo ayer Jorge Javier Vázquez hizo pública una información que podría haber roto por completo la relación de Irene Rosales con Isabel Pantoja y es que tiene relación con el momento más doloroso de su vida, la muerte de su madre.

Jorge Javier contó ayer que tenía conexión directa con alguien muy cercano a la tonadillera y que daba 100% fiabilidad a su fuente, aclarado esto, decía que se disponía a dar: “el bombazo definitivo que supondrá la ruptura total entre Irene Rosales y su suegra”.

Y, desde luego, así es. El catalán explicó que: “Cuando la madre de Irene Rosales fallece, Isabel pretende mandarle una corona de flores al velatorio... ¡y quiere cargarle el dinero a Mediaset!”

La cantante habría mandado una corona de flores al velatorio de la madre de Irene pero, lejos de pagarla de su bolsillo, habría intentado que Mediaset abonara el importe para no tener ella que pagar un euro.

De ser cierta esta información, Pantoja ha hecho un feo imperdonable a su nuera y es que denota el poco sentimiento real hacia su consuegra porque, desde luego, no pagar ni la corona de flores tiene mucho delito.

Jorge Javier hizo mucho hincapié en que: “Esto sale de una persona muy muy íntima del entorno de la tonadillera” y añadió otra información que confirmaría que Isabel Pantoja es extremadamente huraña: “También pidió un coche a la cadena para ir de Cantora al cementerio y luego no apareció.”

Ante el bombazo, Anabel Pantoja quiso aclarar que: “En la versión que yo tengo, Mediaset no paga la corona de flores, y tengo los mensajes que lo demuestran”. A lo que Kiko Matamoros y María Patiño apuntillan: “Que Mediaset no accediera a pagar la corona fúnebre no significa que Isabel no intentara que la cadena lo hiciera.”

Añadiendo más leña al fuego Kiko Matamoros definía a Isabel como una mujer obsesionada con el dinero y contaba que, cuando Kiko Rivera y ella presentaron las Campanadas en Mediaset junto a Jorge Javier, el DJ solo cobró el 10% del total que cobraron madre e hijo e Isabel se llevó todo lo demás.

Por si sus malos gestos con el dinero no fueran suficientes, José Antonio León abría un nuevo melón informativo y es que asegura que: “Cuando Kiko tenía 8 o 9 años su madre, estando en España y sin salir de viaje, podía pasar una semana o más sin hablarle” y eso, según el reportero, son palabras de la propia Isabel Pantoja que, por ahora, no puede ampliar.

Desde luego sabiendo todo esto, lo de la corona de flores y viendo el daño que Isabel ha hecho a Kiko Rivera, si yo fuera Irene Rosales ya le hubiera retirado la palabra apoyando a mi marido.

Más historias que te pueden interesar

Mila: “Kiko Rivera lo hace por rabia no por dinero y aún no ha terminado”

La puñalada de Isabel Pantoja que ha hecho hablar a Kiko Rivera

Kiko Rivera: “Te has vendido como la viuda de España, la mejor madre, y no lo eres”