El lamentable comentario homofóbico de una narradora deportiva de Televisa-Univisión

José RiveroContributor

Una noticia ocurrida en Nuevo León se viralizó en redes sociales y provocó comentarios polarizados, pero una presentadora de televisión, Iris Cisneros, terminó como protagonista de la polémica tras expresar más que su postura en contra de la homosexualidad.

Iris Cisneros. Foto: Captura de video <a href="https://www.tudn.mx/liga-mx/pachuca/clip/ante-los-malos-resultados-el-ambiente-es-de-presion-en-pachuca" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:TUDN.mx" class="link rapid-noclick-resp">TUDN.mx</a>
Iris Cisneros. Foto: Captura de video TUDN.mx

Todo empezó cuando un estudiante del municipio de Apodaca, en Nuevo León, fue expulsado de la escuela secundaria por llevar una sudadera amarrada alrededor de la cintura, pues la directora del plantel considera que solo las mujeres pueden portar de esa forma la prenda. Sin embargo, Integrantes del Movimiento por la Igualdad en ese estado, acusaron que ese fue solo el pretexto final, pues la funcionaria llevaba tiempo acosando al estudiante por vivir con un tío que es homosexual, de acuerdo con la nota publicada por El Universal.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

La noticia del medio mencionado se difundió a través de Twitter y fue a través de esa red social que Iris Cisneros, comentarista de TUDN, la compartió en su perfil con un mensaje que después borró, debido a las múltiples críticas.

“La verdadera LIBERTAD la da Jesucristo, el Hijo de Dios que vino a deshacer la sobras de satanás (sic) y una de ellas es confundir la mente humana, el lesbianismo, homosexualismo u derivados son contra Dios que VARÓN y HEMBRA creó al hombre. Lo demás es abominación, escribió.


TUDN es la plataforma que recién conformaron las cadenas Televisa y Univisión para sus contenidos deportivos, incluidas transmisiones de partidos en México y EEUU, a través de las cuales han promovido, junto a la Liga MX y la Federación Mexicana de Fútbol, la erradicación de la discriminación de todo tipo en los estadios, incluidos racial y de género, sobre todo por el tristemente famoso grito homofóbico cada vez que un portero rival despeja un balón desde el área de meta.

Al caso de Iris, quien ha trabajado también en Sky Sports, se le podría agregar que olvidó que al ser una comunicadora, sus palabras promueven la discriminación contra la comunidad LGBTTTIQA, una discriminación como la que, posiblemente, ella misma ha sentido al desarrollarse en un medio mayoritariamente masculino.

Así lo expresó en una entrevista, donde habló de ser mujer y trabajar en deportes. “Es muy difícil, desde que te den la oportunidad, que el grupo de jefes te acepte, que pierdas el miedo a la cámara, que estés informado. Y es complicado lidiar con el machismo, porque existe y no podemos negarlo. Sabiendo que el reto es doble que para un hombre, porque eres mujer, porque tu voz, porque tu tono, porque tu análisis... debes ser prácticamente perfecta".

Ante la controversia por su mensaje, Iris decidió borrar el tuit, pero ya era demasiado tarde. El daño no solo resultó contra la diversidad sexual, sino para ella misma, pues recibió críticas de colegas como Marion Reimers, colaboradora de Fox Sports y considerada una de las periodistas deportivas más sobresalientes en habla hispana, al ser la primera en comentar un partido de Champions League y por tener un título como directora técnica de futbol.


Incluso le criticaron la ortografía, pues las palabras de Iris tenían severos errores.

Georgina González Toussaint, compañera de Cisneros en TUDN, también criticó el mensaje de su colega, al considerar que no era la forma para expresar su punto de vista.

La presentadora tiene derecho a hacer uso de su libertad de expresión, pero también hay que recordar que los mensajes homofóbicos (como decir que los homosexuales son 'abominaciones') son manifestaciones discriminatorias y discursos de odio que violan los derechos fundamentales de las personas.

De hecho, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó en 2013 que ese tipo de "discursos de odio" no están protegidos por la libertad de expresión.

"Al tratarse la homosexualidad de una forma de sexualidad tan legítima como la heterosexualidad, puede concluirse que aquellas expresiones homófobas, esto es, que impliquen una incitación, promoción o justificación de la intolerancia hacia la homosexualidad, ya sea mediante términos abiertamente hostiles o de rechazo, o bien, a través de palabras burlescas, deben considerase como una categoría de lenguaje discriminatorio y, en ocasiones, de discursos del odio", señaló un amparo emitido por la SCJN.

Por su parte, Iris Cisneros borró el mensaje y no volvió a escribir nada sobre el tema. Sus recientes publicaciones se centran en promover un programa de radio llamado “Nuevas de amor y paz”.

Otras historias