Irlanda va más allá en las restricciones covid: quita la prestación por desempleo a quien pille viajando al extranjero

Javier Taeño
·3 min de lectura

El coronavirus ha tenido efectos devastadores sobre las economías de todo el mundo. Las cuarentenas y la caída del consumo han provocado que millones de personas en el planeta pierdan sus empleos. En muchos países los Gobierno han salido al rescate con prestaciones para los trabajadores que han terminado desempleados como consecuencia de la pandemia.

Pero en algunos lugares ya han empezado las limitaciones. Es el caso de Irlanda, que ha decidido endurecer la entrega de estas ayudas, imponiendo restricciones de viaje a sus ciudadanos.

Las autoridades están comprobando que las personas que salen de Irlanda no estén recibiendo la prestación por desempleo del coronavirus. (Photo by Brian Lawless/PA Images via Getty Images)
Las autoridades están comprobando que las personas que salen de Irlanda no estén recibiendo la prestación por desempleo del coronavirus. (Photo by Brian Lawless/PA Images via Getty Images)

Pese a que por el momento el país no ha sufrido la enfermedad con tanta intensidad como otros países europeos (unos 26.000 casos y menos de 2.000 muertes a finales de julio), las medidas restrictivas para la población han tenido consecuencias y en el mes de mayo más de 600.000 personas estaban cobrando el Pago de Desempleo por la Pandemia (PUP en sus siglas en inglés), dotado con 350 euros semanales.

El plan se ha extendido hasta el mes de abril de 2021, pero el Gobierno ha decidido excluir de él a aquellos que se estén beneficiando de esta prestación y hayan viajado al extranjero sin causa justificada. Una medida que quizás podría terminar extendiéndose a otros países si da buen resultado en suelo irlandés.

Hasta el momento 104 personas ya se han visto privadas del PUP al descubrirse que estaban cogiendo un avión para viajar al extranjero, mientras que a otras 44 también se les ha retirado el subsidio de desempleo por la misma razón, tal y como revela Business Post.

Tanto los funcionaros policiales como los de asistencia social están verificando los datos de todos los turistas que cogen vuelos en los aeropuertos del país para certificar si están recibiendo ayudas gubernamentales o no. El propio viceprimer ministro irlandés, Leo Varadkar, ha señalado que si un solicitante de empleo “no está realmente buscando trabajo… su pago puede ser detenido”.

Leo Varadkar, viceprimer ministro irlandés. (Photo by Niall Carson/PA Images via Getty Images)
Leo Varadkar, viceprimer ministro irlandés. (Photo by Niall Carson/PA Images via Getty Images)

Aunque históricamente a los demandantes de empleo se les han permitido dos semanas de vacaciones al año sin perder su derecho a la prestación social, lo cierto es que desde hace dos semanas existe una norma en la que se especifica que las vacaciones deben estar de acuerdo con el departamento de Recomendaciones de Viaje del Ministerio de Exteriores.

Aquellos que reciben el PUP no tienen permitidos los viajes al extranjero, pero hay una serie de excepciones como por ejemplo que la persona se traslade para cuidar a un familiar enfermo o acuda a un entierro.

Pese a que las autoridades irlandesas recomiendan no viajar fuera salvo que se trate de desplazamientos esenciales, lo cierto es que han publicado una lista verde de países a los que se considera seguro visitar este verano. En ella no está ni Estados Unidos, ni España, ni Reino Unido, ni Alemania, ni Francia, pero sí que se encuentran Italia, Grecia o Malta.

Más historias que te pueden interesar: