Isco, Lucas, Marcelo... : una alineación indigna con Zidane como único responsable

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

De la siesta previa al partido del Real Madrid ante el Cádiz me levanté tan desorientado que, al levantarme, pensaba que estaba en 2015: alerta en el móvil anunciando en el 11 a Isco junto a Kroos y Modric en el centro del campo, con Lucas en la banda derecha y Benzema como killer. Como además estaban Nacho, Ramos, Varane y Marcelo atrás, tuve que asegurarme de que Rafa Benítez no estaba en el banquillo blanco.

La verdad no hay forma mejor de arrancar de cuajo la ilusión del final del parón de las selecciones y el regreso del fútbol de clubes que una alineación así. Mis chats de whatsapp madridistas, como no podía ser de otra forma, echaban fuego ante un equipo que crea desazón. Es increíble como Zidane es capaz de cabrear al madridismo hasta cuando las cosas van más o menos bien y los problemas de todo tipo están en la Ciudad Condal.

Zinedine Zidane e Isco en una imagen de archivo (REUTERS/Amr Abdallah Dalsh)
Zinedine Zidane e Isco en una imagen de archivo (REUTERS/Amr Abdallah Dalsh)

De verdad, no me entra en la cabeza como el técnico galo, en 2020, puede pensar que un equipo así va a ser competitivo, aunque sea ante un recién ascendido. Entiendo que hay que rotar, que la visita del Cádiz suena a ideal para dar minutos a algún jugador de los menos habituales, pero esto es la Primera división, y poner a tanto veterano junto, más cuando alguno de ellos ya parece un exjugador, no puede salir nunca, jamás, bien.

Hay jugadores que ya son indignos de vestir la camiseta. Se ha hablado de ellos aquí individualmente en ocasiones recientes, casos de Isco -su estado de forma es infame- o Lucas Vázquez -directamente, no le llega-. El paso de los años de otros como Modric o Marcelo no les permite jugar junto a demasiados veteranos, no digamos ya junto a los citados Isco y Lucas. Y ya poner un centro del campo con el croata y el malagueño junto a Kroos, el físico más limitado del equipo, es absolutamente incomprensible.

Algunas de las decisiones de Zidane para el partido parecen que fueron tomadas en base a qué jugadores han entrenado toda la semana y no han ido con sus selecciones. ¿Pero por qué ya no va Isco con la peor selección española en años? ¿Por qué tampoco va Nacho a un equipo sin centrales de primer nivel? ¿Por qué Lucas lleva muchos años sin ir? ¿Y por qué no hay debate sobre ello? La respuesta es obvia, no dan el nivel ni de lejos.

Al Madrid se le ha quedado corto el equipo. Con algunos jugadores teóricamente cansados y algún otro lesionado, de repente el fondo de armario se ha quedado escaso. Han salido jugadores que sobraban pero no han llegado otros que hacían falta y eso se nota.

Consuela en parte que Zidane se dio cuenta, o al menos eso se desprende de sus cambios al descanso, fuera Isco, Modric y Lucas, además del lesionado Ramos. Pero que nadie dude de que en pocas semanas estaremos en las mismas, otra vez desesperados con alineaciones sin sentido y jugadores que no merecen ya vestir la camiseta blanca. Pasan los partidos y sigue sin darse cuenta de que hay jugadores que no pueden ser nunca titulares en el Real Madrid.

También te puede interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente