Isco y Marcelo: el esfuerzo cuando interesa no es de buen profesional

Yahoo Deportes

Isco y Marcelo han ido este martes al entrenamiento voluntario del Real Madrid. Lo que en principio tiene apariencia de buena noticia -están con ganas de demostrarle al nuevo entrenador su total compromiso- no deja de ser algo que molesta bastante, y con razón, a la mayoría de los aficionados, pues con ambos hay la sensación de que no todo fue culpa de Solari, que si no tenían minutos era por su malísimo estado de forma.

A pesar de ser casos que tienen ciertas similitudes, no son iguales los de ambos. Isco estaba llamado a liderar, junto a Bale, el nuevo proyecto madridista, pero desde la salida de Lopetegui, todo lo que le rodeó fueron noticias extradeportivas. Y varias de ellas ponían en cuestión su profesionalidad.

No tuvo el malagueño demasiadas oportunidades, pero sí daba la sensación de que no estaba en forma, de que estaba pasado de peso. Solari, cansado de Isco, le atacó con dureza en su penúltima rueda de prensa con un durísimo “Para jugar, hay que ponerse primero en forma física y luego mantenerla”, dejando claro que, problemas personales aparte, el mediapunta no estaba a tope.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio
Marcelo, Isco y Lucas Vázquez (Foto: Miguel Riopa / AFP).
Marcelo, Isco y Lucas Vázquez (Foto: Miguel Riopa / AFP).

Este lunes por la noche, la cadena Ser sacó además una información en la que aseguraba que Solari impuso al llegar un régimen de control de peso, que se hacía los lunes, y que Isco no acudió a ninguno de ellos. Otra vez el tema del sobrepeso sobrevolando sobre el de Arroyo de la Miel, que llegó en su momento a defenderse colgando una foto de su torso desnudo y la pregunta “¿estoy gordo?”.

Con Marcelo, la situación era distinta. El tema de su mal estado de forma, algo recurrente en su carrera, se dejaba entrever en cada partido, con actuaciones que le dejaron en evidencia y en las que el físico no le daba para subir y después bajar a defender. Nunca salió de su boca ni una queja, lo que le honra, pero Reguilón, un canterano sin experiencia, le pasó por la derecha. Con el brasileño el problema no es la calidad, de eso anda sobrado, es una inconsistencia que le ha pasado ya factura en varios tramos de su carrera. Conviene recordar que son varios los entrenadores que le han sentado en el banquillo, desde Mourinho hasta Ancelotti, por esas bajas formas recurrentes.

Y ahora nos encontramos con que llega Zidane y son los primeros en acudir al entrenamiento voluntario, ahora están deseando recuperar esa forma que les convierte dos de los mejores del mundo en sus puestos. A Solari se le pueden poner muchos peros, y quizás no supo motivar a algunos jugadores como sí ha conseguido el galo solamente con su presencia, pero sinceramente, creo que la profesionalidad no debe de depender de la motivación. Un Isco y Marcelo a tope podría haber hecho que la temporada del Madrid no se hubiera ido a la basura apenas comenzado marzo.

Tengo la sensación de que de lo que huyó Zizou el pasado verano fue de estas cosas, de jugadores que entrenaban cuando querían, que estaban a tope solo cuando la motivación era máxima, como ahora que se ven con pie y medio fuera del Madrid. Isco y Marcelo se han retratado solos con su decisión.

También te puede interesar:

Zidane vuelve con plenos poderes para hacer la revolución que no atrevió… o no le dejaron

La resaca que deja los clásicos: un Real Madrid mediocre y muchos señalados

Barra libre para atizar a Ramos: la última, el documental

Uno de los mayores ridículos de su historia con el Real Madrid ‘de los ocho nominados al Balón de Oro’

Otras historias