Jakub Swierczok, goles sin pedigrí para acompañar a Lewandowski

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Madrid, 7 jun (EFE).- Con la baja anunciada a mediados de mayo de Krzysztof Piatek y con el anuncio este lunes de que Arkadiusz Milik no jugará la Eurocopa por un problema en el menisco de la rodilla izquierda, Polonia se quedó sin dos de sus tres delanteros estrella y Jakub Swierczok, ariete del Piast Gliwice, se postula como el aspirante a acompañar a Robert Lewandowski en la punta de ataque de su selección.

Aplaudido por su cuerpo técnico tras el tanto que marco a Rusia en el último amistoso de Polonia, Swierczok peleará por debutar ante Eslovaquia el próximo 14 de junio junto a Lewandowski, que tendría a su lado a uno de los jugadores polacos que más tantos ha marcado esta temporada.

En concreto, ha sumado 17 en todas las competiciones en las filas del Piast Gliwice, donde ha jugado cedido este curso por el Ludogorets búlgaro. Cifras respetables en una liga de menor pedigrí en la que ha rozado el trofeo de máximo goleador tras quedar en la segunda posición por detrás del checo del Legia Varsovia Tomas Pekhart.

Milik, su rival por el puesto hasta este lunes, alcanzó las diez dianas en el Olympique Marsella. Como Swierczok, jugó cedido en el club francés. En su caso, por el Nápoles. Y sus estadísticas no son nada malas. Las consiguió en los dieciséis partidos que disputó desde que llegó al Marsella en el mes de enero.

Sin embargo, unas molestias en el menisco de su rodilla izquierda han dejado al delantero del Nápoles sin Eurocopa y ahora Swierczok tendrá la opción de agarrarse al once de Polonia si su seleccionador, Paulo Sousa, decide mantener el 4-4-2 y no pasar a un sistema más conservador.

De momento, en el amistoso ante Rusia en el que Swierczok sustituyó a Milik, aprovechó su oportunidad y mostró sus credenciales con un tanto a los cuatro minutos tras rematar a placer un centro de Tomasz Frankowvski. Siempre bien situado en el área, no falló en una de las pocas oportunidades de las que dispuso

Con Lewandowski en el banquillo y sin Milik, Swierczok asumió casi todas la responsabilidad ofensiva de Polonia. Y, aunque su estilo y el de Lewandowski es parecido, no cree que sean incompatibles.

"Hay que preguntárselo al entrenador, pero creo que voy a encontrar mi posición jugando junto a Lewandowski. Sin embargo, ahora lo más importante para mí es hacer bien los entrenamientos", dijo Swierczok este viernes en rueda de prensa.

"Aunque el partido no fue perfecto, estoy bastante contento con mi actuación. Estoy contento por haber marcado un gol, pero esto no ha cambiado mi mentalidad. Quiero mostrar mi mejor forma en los entrenamientos", insistió.

Sin duda, las puertas se han abierto para el delantero del Piast Gliwice. Primero, con la lesión en mayo de Krzysztof Piatek (Hertha Berlin), que un mes antes de la Eurocopa anunció que no disputaría el torneo por culpa de una rotura en uno de sus tobillos. Y, después, a las puertas del inicio de la competición, con la salida de Milik, el tercer atacante de primer nivel que tenía Polonia en sus filas.

Ahora, Swierczok tiene seis días para intentar convencer a Paulo Sousa de que puede ser una buena pareja de baile para Lewandowski. De momento, acapara elogios en los primeros días de concentración. Pero eso no basta. Swierczok no tiene el pedigrí de los que fueron sus competidores. Pero, de momento, es Swierczok quien se lleva todos los aplausos.

Juan José Lahuerta

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente