VÍDEO: James volvió a sonreír: así se fue del Allianz Arena

Hace no demasiado, en la victoria del Real Madrid ante Leganés, explotó. James Rodríguez fue reemplazado y se enojó: golpe a la pared y enfado contra Zinedine Zidane. Poco después, en los pasillos en la zona mixta el colombiano salió con una cara que lo decía todo. Malhumor, enojo, rechazo. 

Pero, en Múnich, la historia fue otra. El colombiano ingresó cuando faltaban diez minutos para el final. A pesar de que no fue demasiado tiempo, sí pareció sentirse conforme no sólo con la gran victoria de su equipo ante el equipo de Carlo Ancelotti sino también por su participación.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines