Jamie Vardy, ante su gran oportunidad para deslumbrar a Europa

El delantero del Leicester City Jamie Vardy corre durante un entrenamiento en el complejo del club inglés el 17 de abril de 2017

La vuelta de los cuartos de final que el martes, en la Liga de Campeones, enfrenta en el King Power Stadium al Leicester y al Atlético de Madrid (1-0 para los españoles en la ida) puede ser la última oportunidad para el delantero de los 'Foxes' Jamie Vardy de brillar en Europa.

A sus 30 años, el atacante puede estar despidiéndose de la máxima competición continental toda vez que su equipo, 12º con 37 puntos, no tiene posibilidades de acabar entre los cuatro primeros puestos del campeonato.

La única manera de hacerlo, de seguir en Europa el año que viene, sería ganando la Champions, pero el Leicester es con diferencia el equipo más flojo de los ocho que restan en la competición.

Para ello, Vardy y los suyos deberían eliminar en primer lugar al experimentado Atlético de Madrid, finalista en las ediciones de 2014 y 2016.

El atacante inglés comenzó la temporada muy lejos de los números de la anterior campaña, cuando se convirtió, con sus goles, en la punta de lanza de un Leicester que contra todo pronóstico acabó ganando la Premier League.

El delantero no firmó un solo tanto en toda la fase de grupos de la presente Champions (en los 22 primeros partidos de la temporada, de hecho, solo anotó cinco goles).

No fue hasta la ida de los octavos de final de la competición cuando afinó la puntería.

Ante el Sevilla, en un encuentro dominado de principio a fin por el equipo del argentino Jorge Sampaoli, Vardy tiró de instinto para anotar en el minuto 73 y meter a su equipo en la eliminatoria (2-1).

En el encuentro de vuelta, el '9' se vació, con la intensidad de siempre, en un partido épico en el que provocó la expulsión del francés Samir Nasri. El Leicester venció por 2-0 y superó la eliminatoria.

Vardy ha vuelto con la llegada de la parte decisiva de la temporada. Y lo que parece haberle sacado de su letargo fue la destitución del italiano Claudio Ranieri, artífice del sorprendente triunfo de la temporada pasada.

- 'Siempre cree en sí mismo' -

El despido del italiano no gustó a muchos hinchas, algunos de los cuales acusaron al delantero de haber urdido un complot para echarle.

"Mi mujer y yo recibimos amenazas de muerte", dijo el atacante en febrero, cuando el equipo coqueteaba con los puestos de descenso.

"Intento no prestar atención, pero cuando amenazan con matar a tu mujer e hijos, y eso ha ocurrido muchas veces, sientes terror", explicó.

A Vardy, en cualquier caso, le insultan en todos los estadios de Inglaterra, pero eso -dice- le gusta, le motiva. "Sí. Soy así", advierte.

Desde la llegada al equipo de Craig Shakespeare, el delantero ha recuperado el olfato y afilado el colmillo. Ahora se lanza contra las defensas rivales como gustaba hacer el año pasado.

Los números no engañan: seis goles en siete partidos. Cifras con las que el delantero ha ayudado a asegurar la permanencia de su equipo en la primera división, que era el objetivo principal para este temporada.

Los hinchas del Leicester pueden soñar con otro dato: en el partido de ida, Vardy falló todos los pases que intentó. Algo que le deja con muchas ganas de volver a medirse al Atlético y enmendar su actuación.

Su compañero de equipo, Danny Simpson, intercede por él. "Todos los delanteros pasan por eso. No hay de qué preocuparse. No entiendo por qué la gente se preocupa tanto. Nadie puede marcar en todos los partidos", apunta el lateral.

"Sigue siendo el mismo jugador. En los entrenamientos, nada ha cambiado, ni su actitud ni su confianza en sí mismo. Siempre cree en él". Igual que todo Leicester.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines