Jaume Masiá pensó que le costaría más adaptarse a su nueva KTM

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 31 mar (EFE).- El español Jaume Masiá, vencedor del Gran Premio de Catar de Moto3 y primer líder del mundial en la categoría, afronta con optimismo la segunda cita en Losail, el Gran Premio de Doha, y desvela que pensó que costaría más adaptarse a la KTM después de haber cambiado de equipo.

El piloto valenciano encabezó un doblete del equipo Red Bull KTM con su compañero de garaje, Pedro Acosta, que finalizó segundo aquella carrera.

"En el momento de la victoria tuve un subidón de adrenalina muy grande y me sentí muy feliz, pensé que me costaría más adaptarme a esta moto, después de haber cambiado de estructura pero gracias a todo el trabajo que hemos realizado con el equipo durante el invierno, ha sido mucho más fácil de lo que hubiéramos imaginado en un primer momento", dice Masiá en una entrevista de su equipo.

Masiá reconoce que tras la victoria se acordó de "todo lo que sufrí el año pasado, si bien al final, todo forma parte del aprendizaje en mi desarrollo como piloto. La clave para conseguir la victoria fue todo el trabajo que hicimos durante la pretemporada y en los entrenamientos nos concentramos en pilotar solos, buscando tener un buen ritmo sin referencias, incluso rodando con neumáticos usados".

"El equipo me ha puesto las cosas muy fáciles desde el primer momento, me han hecho sentir muy a gusto, ya que el trato dentro del garaje es muy familiar y la adaptación ha sido bastante rápida y eso me ha permitido entender y adoptar la filosofía de trabajo del equipo con relativa facilidad", explica Jaume Masiá.

"Las metas que nos hemos marcado para este año son, principalmente, ser regulares y mantener una buena línea de trabajo, si bien será muy importante sumar el máximo número de puntos en todas las carreras para llegar al final de temporada con opciones a luchar por el título, pero por ahora sólo llevamos una carrera disputada", recuerda Masiá.

De Acosta destacó que "es un piloto muy talentoso y que ha llegado con mucha hambre y esto es bueno, seguro que estará peleando por victorias en todas las carreras".

"Tener una persona fuerte en el taller siempre es beneficioso para nosotros. En los test nos hemos ayudado mutuamente y así lo seguimos haciendo por lo que tenerle como compañero será positivo para cumplir con los objetivos del equipo", asegura Masiá.

En cuanto a este fin de semana, segunda carrera en Catar, Jaume Masiá explica que "uno siempre afronta el fin de semana con la expectativa de igualar esa posición, pero ahora mismo solo pienso en seguir trabajando desde el primer entrenamiento, e ir cumpliendo objetivos paso a paso".

"Las carreras de Moto3 en este trazado siempre son muy ajustadas, así que entra en juego el factor suerte; intentaremos hacerlo lo mejor posible, aunque mentalmente, es complicado pasar tres semanas en un mismo lugar si bien la parte positiva es que esto es igual para todos", comenta el piloto valenciano.

"Cuando vienes de ganar, todo resulta mucho más sencillo pero mi objetivo es seguir trabajando día a día, sesión a sesión, junto a mi equipo", incidió Jaume Masiá.

(c) Agencia EFE