Javier Aguirre valora el punto que puede suponer un cambio de trayectoria

San Sebastián, 8 nov (EFE).- "Hicimos cosas buenas y otras a mejorar pero el punto viene bien porque, aunque sigamos últimos, nos llevamos un empate de un campo complicado ante el actual líder que juega muy bien y me voy contento", declaró el nuevo técnico del Leganés, el mexicano Javier Aguirre, tras el partido ante la Real Sociedad que acabó 1-1.

El nuevo entrenador pepinero exhibió en la sala de prensa de Anoeta una amplia sonrisa y buen humor al enjuiciar el enfrentamiento ante una Real a la que vio superior, pero que se topó con Cuéllar en portería, y consideró que de momento su trabajo debe de centrarse en afianzar el factor anímico.

"Mi equipo empieza a entender que estamos últimos en vísperas de recibir al Barcelona", relató "El vasco", quien asumió que le toca "hacer trabajo de caseta porque en el campo hay una buena base y sólo hay que dar un poco de orden".

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Reconoció que le sorprendió que su goleador En Nesyri no celebrara un gol tan importante como el del empate en el Reale Arena, aunque da por bueno que no haya festejos "siempre y cuando nos meta 20 goles" al final de temporada.

Aguirre no quiso ponerse medallas por este buen resultado ya que, como declaró, lleva muy pocos días en la ciudad madrileña, escasas jornadas que le han dado para "hacer algún entrenamiento y no tocar nada en este tiempo, como la línea de cinco defensas que da seguridad al equipo", otra de las clave para frenar a los donostiarras en su opinión.

"Hablar de méritos es difícil, ya que hubo lances en los que fuimos ampliamente superados, pero la defensa y nuestro portero Cuéllar nos permitió llegar igualados", concluyó Aguirre.

Otras historias