Jesús Angulo, el único jugador de Chivas que suda la camiseta

Arturo Du Leon
·2 min de lectura

El conjunto de las Chivas del Guadalajara empató 1-1 ante Santos Laguna. El equipo de Víctor Manuel Vucetich volvió a ser más de lo mismo. Desde el inicio del partido sólo tuvieron ligeros chispazos que no pasaron a mayores. Sólo un elemento del club es el único que suda la camiseta y el único que desquita el sueldo, su nombre, Jesús Angulo.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

El 'Canelo' Angulo entró de cambio para la parte complementaria dando descanso a su compañero Jesús Molina. A partir de ese momento el conjunto tapatío tuvo una cara distinta. El mexicano se echó al equipo encima y fue ahí donde se vio a un equipo de Chivas más entregado. Su recompensa no tardó en llegar y pudo gritar un golazo que se mandó al conectar la pelota a bote pronto.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La defensa rojiblanca sigue causando lástima. El error de Hiram Mier terminó sellando un partido digno para el olvido. Antonio Briseño y sus demás compinches por la banda sólo te hacen un juego atractivo por 10 o 15 minutos, no más. Conforme transcurren los minutos se terminan extraviando y dejan de pesar.

En el medio sector del campo es más de lo mismo. Torres no pesa; Brizuela ya no es el mismo de antes; Antuna se convierte en un extraordinario futbolista sólo cuando defiende la camiseta del Tri; Jesús Molina es de los menos peores, pero él no puede hacer todo. En la delantera el único que salva las papas es Vega, que sigue entregándose, pero no podrá hacer el trabajo de los otros atacantes.

Jugadores de Chivas se lamentan. | Jam Media/Getty Images
Jugadores de Chivas se lamentan. | Jam Media/Getty Images

Es así como hoy por hoy el único futbolista de Chivas que se la rompe en el terreno de juego es Jesús Angulo. Un jugador que en realidad se ve que le gusta jugar al futbol y lo disfruta. Ojalá que los demás siguieran su ejemplo y se pusieran a jugar, que dejen de lado la vanidad de las redes sociales y se enfunden realmente la camiseta de un club que pesa.