Ex jefe médico del Real Madrid: "Los jugadores tienen una formación académica muy reducida"

Goal.com

Jesús Olmo, ex jefe médico del Real Madrid, aseguró este lunes que en 2017 tuvo "un enfrentamiento muy grande con Sergio Ramos". Olmo, que empezó a trabajar oficialmente con el club capitalino en 2013, decidió despedir a Pedro Chueca (fisioterapeuta de confianza de muchos de los jugadores) y a otros fisioterapeutas que llevaban trabajando en el Real Madrid más de diez años. Evidentemente, fue una decisión que no cayó bien en buena parte de la plantilla y se generó un conflicto inevitable. Ahora, en una entrevista concedida a 'Ideal' de Granada , Olmo repasó su paso por el Bernabéu y no ocultó las diferencias que tuvo con algunos pesos pesados del Madrid. 

“El Real Madrid tenía un modelo muy tradicionalista e hice cambios muy profundos y revolucionarios. Drásticos. Se llevaron a cabo con mucha dificultad; todo el mundo sabe que fui muy polémico. El servicio médico tenía unas competencias muy reducidas; llegué y vi una plantilla con una calidad técnico-táctica impresionante, de altísimo nivel, como la sigue teniendo, pero me pareció sin embargo que los jugadores no estaban ni mucho menos cerca de su mejor rendimiento . Estaba convencido que si mejorábamos el rendimiento físico y fisiológico de sus jugadores volveríamos a ganar. Cambié el vestuario para poner una sala de fisioterapia mucho más grande, una nueva zona de agua y recuperación y otra de trabajo biomecánico de compensación y contraté a muchos más profesionales, ampliando mi equipo a catorce personas con un fisioterapeuta para cada tres jugadores. Cambié a los nutricionistas”, empezó relatando.

Y enseguida repasó los resultados obtenidos : “En cuatro temporadas ganamos tres Champions. 2017, cuando más pudimos hacer porque trabajamos mejor, fue el mejor año de la historia del club. No solamente por los resultados, que fueron extraordinarios, porque el rendimiento de la plantilla completa fue fantástico, con el equipo B de Lucas Vázquez, Marco Asensio, Álvaro Morata o James Rodríguez, que rindieron al mismo nivel de los titulares. Los últimos tres meses fueron tremendos”.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Doctor ‘estiramiento’

El 'doctor estiramientos', le llamaban. Y así se refirió a ese apodo: “Sí, pero eso no venía de la plantilla sino de la gente de la que prescindí. Aunque sí, es verdad que yo me metía en lo que tenían que estirar los jugadores, pero también en lo que tenían que fortalecer y entrenar. Se me criticaba que un médico influyera tantísimo en el trabajo diario de los jugadores, pero es que mi especialidad es el alto rendimiento deportivo”.

En general, Olmo cree que sus métodos no se entendieron por el nivel de estudios de los futbolistas profesionales. "Para que cualquier paciente te haga caso, no solamente un futbolista, tiene que confiar en ti. Eso requiere un tiempo, porque no te conocen", explica. 

"Eso cuesta trabajo, y más en un club de fútbol porque los jugadores tienen una formación académica muy reducida. Muchas veces no saben distinguir a una persona que sabe de una persona que parece que sabe y ejerce pseudociencia; he visto disparates absolutos. Cuesta trabajo ganarse la confianza de un futbolista, acaso una oportunidad. A mí me costó porque venía de otro deporte, no me conocían y era muy trasgresor en mis métodos", presume.

Su disputa con Sergio Ramos

Sin duda, su polémica más sonada fue con el actual capitán blanco. “Con Sergio es especial porque tuvimos un enfrentamiento muy grande. Es una persona que, como yo, dice las cosas a la cara. Hice cosas que él no consideró adecuadas, aunque se las expliqué, y cada uno defendió su posición con el máximo respeto. Aun así, no me pongo a sus órdenes; mi criterio debe ser el mío. Tuvimos diferencias, pero a partir de ahí nuestra relación profesional fue muy buena. Nos respetamos mucho y siempre confió en mi criterio con sus lesiones e hizo lo que yo le fui diciendo. Sigo teniendo muy buena relación con él y trabaja con profesionales muy afines a mí. Cuando le tengo que echar una mano, se la echo”, relató.

El de Camas no fue el único jugador que le impresionó:  “Quizás el mejor atleta que vi es Gareth Bale. Es un atleta natural capaz de ser bueno en cualquier deporte prácticamente. Tiene una genética y unas capacidades atléticas fuera de lo común, y diría que también técnicas. Es el que más me ha impresionado en todos los aspectos, aunque luego está el rendimiento que pueda sacarse por diferentes circunstancias”.

“No puedo contar intimidades, ni quiero, pero todos los deportistas tienen sus hándicaps . La gente sólo ve que el deportista se lesiona, pero hay futbolistas que cuando están jugando tienen problemas. Un buen servicio médico procura que tengas los mínimos problemas físicos crónicos posibles y la única manera de superarlos es trabajando mucho y muy bien, de forma orientada. Eso requiere un esfuerzo y un trabajo que depende mucho del deportista. Nada resta más rendimiento a un deportista de alto nivel que un dolor crónico; resolverle un pequeño problema en un tendón es lo mejor que puedes hacer por un futbolista”, agregó sobre el extremo de Gales.

Su salida del Real Madrid

“No guardo rencor a nadie, de verdad. Yo estas cosas las entiendo, hablamos del alto nivel y hay unos intereses socioeconómicos brutales. Cuando me dijeron que no podía seguir trabajando como lo estaba haciendo, me fui. Y encantado. No soy tan importante como para creer que el Real Madrid deba dedicar cinco minutos a pensar en mí. El club es mucho más grande”.

Otras historias