El año que Jessica Chastain se enamoró de México

Miguel Cane
·4 min de lectura

Desde sus primeras apariciones en cine, la pelirroja Jessica Chastain llamó la atención por su seguridad y presencia, por su belleza natural, por su simpatía y también por la elección de temas feministas en su filmografía, algo que siempre ha buscado hacer desde que pudo elegir sus propios proyectos. Aunque hay un detalle singular que muy poca gente conoce de la protagonista de ‘Zero Dark Thirty’, y esto es que en su adolescencia, vivió largas temporadas en México, por lo que se enamoró de este país y vuelve a él siempre que puede.

Este cariño entrañable que Jessica le tiene a Baja California, y más específicamente a Cabo San Lucas, tiene que ver con alguien que ella considera la persona más importante en sus años formativos, su abuela Marilyn Chastain, que por muchos años fue residente en la región.

Jessica Chastain. (Photo by Eamonn M. McCormack/Getty Images)
Jessica Chastain. (Photo by Eamonn M. McCormack/Getty Images)

El origen del vínculo de la nominada al Oscar viene precisamente de su estrecha relación con su abuela; fue ella quien, siendo aún muy niña la llevó a ver su primera función en teatro; una producción local del musical de Andrew Lloyd-Weber ‘Joseph and the Amazing Technicolor Dreamcoat’ (conocida en México como ‘José el soñador’), que la impresionó tanto que la llevó por la senda de la expresión artística, lo que la salvó – al igual que su tiempo en México – de una infancia y adolescencia difíciles, etapas de su vida de las que Chastain casi nunca habla.

Descubrí que la Chastain sentía este profundo afecto por México durante una entrevista con ella hace algunos años, en los sets de los estudios Universal en Los Ángeles, cuando recién había filmado, a órdenes de Guillermo del Toro, la película de horror gótico ‘Crimson Peak’. Sentada en el tráiler que le había asignado la producción, la actriz, al enterarse de que quien la entrevistaba era mexicano, sonrió y compartió algunas de sus experiencias al sur de la frontera, que son un poco diferentes a las de la celebridad promedio, ya que ella sí conoció la vida de cerca.

“Mi abuela Marilyn siempre fue muy importante para mí”, señaló. “Y cuando yo tenía 14 años se fue a vivir muy cerca de Cabo San Lucas, así que en las vacaciones iba con ella y después, al terminar la preparatoria, mientras decidía qué iba a hacer con mi vida – Jessica se enrolaría en 1997 en la Universidad de la Ciudad de Sacramento y posteriormente, en la prestigiada escuela de artes de Juilliard en Nueva York, de donde se graduó en 2003 –, me fui a vivir un año con mi abuela. Y la experiencia fue muy distinta a la que tienes como turista. No teníamos mucho dinero y tuve que aprender lo básico del español para comunicarme. Conseguí trabajo y todos los días, en mis ratos libres, iba a la playa. Fui muy feliz, e hice amigos que todavía hoy conservo”.

Jessica Chastain. (Photo by Jordan Strauss/Invision/AP)
Jessica Chastain. (Photo by Jordan Strauss/Invision/AP)

Al preguntarle si la fama había cambiado algo en su relación con México, con Cabo y con las amistades que hizo, señaló que “en realidad, no tanto. La fama solo cambia tu vida en la medida que tú permites que cambie. Los amigos que hice me conocieron cuando no había hecho nada para empezar mi carrera aún, y yo de ellos aprendí mucho. Por eso tengo un gran cariño por esa parte de México y su gente.”

Aunque actualmente (y desde hace mucho) Jessica es vegana, llegó a disfrutar de algunas de las delicias de la comida mexicana y eso es algo que también recordó con cariño, al momento de la charla “me gustaba mucho esa mezcla de sabores, de consistencias. Las salsas, los ingredientes. El picante y el dulce o el dulce y el salado. La textura de la tortilla de maíz, la de harina de trigo. Los aromas. Todo eso fue parte de mi experiencia y a veces, un solo aroma me transporta a ese momento de mi vida.”

Eventualmente la abuela de Jessica dejó Cabo San Lucas. No obstante la actriz ha continuado sus visitas frecuentes a México, dejando claro que una parte importante de su educación sentimental al crecer, se hizo en español, con un sabor muy mexicano.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

El "peor Chris" de Hollywood: la vieja broma de Twitter que apuntaló la mala fama de Chris Pratt

Gwyneth Paltrow, la talentosa actriz que se perdió entre la pseudociencia y las excentricidades

Anne Hathaway y la "maldición" del Oscar: el infortunio que ha hundido a muchas estrellas en la mediocridad y el olvido

EN VIDEO: Jennifer López insiste en que no había nada raro al disfrazarse de Madonna