Jesús Corona, arquero de mil batallas de Cruz Azul que volvió en medio de una crisis

·4 min de lectura
Luego de la victoria de Cruz Azul frente a Gallos Blancos, Jesús Corona regaló su jersey y guantes a sus aficionados (Foto de: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)
Luego de la victoria de Cruz Azul frente a Gallos Blancos, Jesús Corona regaló su jersey y guantes a sus aficionados (Foto de: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)

José de Jesús Corona está de nuevo para defender el arco de Cruz Azul. El arquero de las mil batallas azulinas salió del banquillo de suplentes para afrontar una realidad frenética que hoy se vive en el seno de La Máquina y tratar de ayudar a salir de ella.

Desde marzo del presente año, Jesús Corona tuvo que verse alejado del puesto titular en el conjunto celeste. Una lesión originada por una sobrecarga muscular en la pierna derecha. Lo que comenzó como una suplencia por lesión, se mantuvo por gusto de los técnicos que comandaban el barco; Juan Reynoso dejó por el resto del Clausura a Sebastián Jurado y la idea no cambió con la llegada de Diego Aguirre para el torneo Apertura. Parecía que Cruz Azul tenía que pensar en su propio futuro y con un Corona veterano, había que preparar desde ya a su reemplazo.

Corona tuvo que soportar la humillante goleada de 7-0 que el América le propinó a Cruz Azul el pasado fin de semana (Foto de: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)
Corona tuvo que soportar la humillante goleada de 7-0 que el América le propinó a Cruz Azul el pasado fin de semana (Foto de: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)

Con todo ello, la jugada no salió como todo se planeaba; Diego Aguirre fue el primer técnico destituido del presente torneo, no entendió la fórmula del futbol mexicano y uno de los equipos que necesitan mayor aprobación de sus aficionados se desmoronó. Pero la situación tampoco está directamente condicionada por aquel que aguarda el arco. Efectivamente, Sebastián Jurado se ha convertido en uno de los principales señalados de la debacle celeste y fue protagonista de la histórica goleada que les propinó el América. Pero lo que inició como un síntoma de mal funcionamiento se convirtió en una enfermedad.

Al haber un cambió en el timón, también se esperaban cambios dentro de la alineación y el menos esperado era en el arco: Corona tenía que volver. Más allá de que pudiera tener un nivel por encima de Jurado, Cruz Azul no tenía ningún líder moral dentro del campo y las indisciplinas mermaron al equipo. Cuestión que naturalmente requería al arquero de la novena de nueva cuenta como el capitán. Pues el liderazgo del ex seleccionado nacional no se encuentra en ningún otro jugador dentro del plantel.

La cúspide de su carrera quedó atrás, los mejores años ya no volverán y la esperanza de volver a estar en la Selección es algo inimaginable. Pero aún puede tener la certeza de que puede ayudar a salir del bache a su actual equipo, con el cual incluso alcanzó los 700 partidos con el último disputado frente a Gallos Blancos.

Corona se ha convertido en una insignia dentro de la institución celeste y es reconocido por sus propios aficionados. Hoy representa más que una banda de capitán, transmite seguridad al fondo y su amplio recorrido en el futbol lo han llevado hasta dónde está. Después de ver y vivir de todo bajo ese mismo escudo que durante 13 años. Y durante todo ese lapso pasó de quedar para muchos azulinos en el olvido, a tener un nicho en la historia del equipo; la novena apremió.

Cinco meses y medio pasaron antes de ver a Chuy Corona de vuelta al 11 inicial de Cruz Azul. Primero se le vio jugando con la categoría Sub-20 y después dando la cara frente a los aficionados, los mismos que al unísono y como acto de magia esperan que la situación mejore de un día para otro. Sin embargo, el guardameta medallista en Londres 2012 fue el único que endulzó los oídos de su porra:

"Obviamente siento una impotencia de no poder ayudar, de ya no estar dentro del terreno de juego, pero ya no pasa por mí, me parto la madre afuera, sigo haciendo todo lo que hacía anteriormente, me quedo dobles sesiones, hago lo que tengo que hacer y lo que me corresponde únicamente, de ahí en más, (las) decisiones de si (juego) o no juego no me corresponde".

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

Raúl Gutiérrez, hoy estratega interino de La Máquina, podría encontrar en Jesús Corona a un refuerzo más, aunque ya estuviera en el equipo, pues su retorno a la titularidad era algo de lo que necesitaba el conjunto azul.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR I EN VIDEO: