JJ.OO. de Tokio también peligran por amenaza de calor intenso

·3 min de lectura

(Bloomberg) -- El covid-19 no es el único peligro en los Juegos Olímpicos de Tokio. El cambio climático agrega otro riesgo, a medida que el calor intenso y la alta humedad amenazan la salud y el rendimiento de los atletas, según una asociación con sede en el Reino Unido.

Cada vez más los atletas deben competir en entornos que son “demasiado hostiles” para el cuerpo humano, dijo la Asociación Británica para el Deporte Sostenible (BASIS, por sus siglas en inglés) en un informe publicado el miércoles titulado “Anillos de fuego: cómo el calor podría afectar los Juegos Olímpicos de Tokio 2021”.

Es probable que el impacto se sienta este verano en Japón, donde ha habido olas de calor récord en los últimos años. La temperatura media de Tokio ha subido 2,86 grados centígrados desde 1900, más de tres veces más rápido que el promedio mundial, según el informe.

“El mensaje es claro: la cantidad de situaciones en las que exponemos a atletas y competidores a un riesgo extremo, en todos los niveles del deporte, continúa creciendo a medida que se intensifica el cambio climático”, dijo Russel Seymour, fundador y director ejecutivo de BASIS. “Los atletas pueden correr contra el tiempo y entre ellos, pero no se puede esperar que superen el cambio climático”.

El informe de BASIS llega en un momento en que los Juegos Olímpicos de Tokio, ya retrasados un año, se enfrentan a una mayor presión debido a la pandemia. Japón se encuentra bajo estado de emergencia por otro resurgimiento de casos, lo que llevó a los principales líderes empresariales a pedir que pospusieran nuevamente los Juegos Olímpicos o se eliminen por completo.

El calor de Japón en el verano puede llegar a ser peligroso. Con una ola de calor, la temperatura aumentó a un récord de 41 °C en la vecina prefectura de Saitama en Tokio en 2018, lo que provocó que miles de personas enfermasen de insolación. Cada año tiene más días en los que la temperatura máxima diaria supera los 35 °C, especialmente desde la década de 1990, según el informe.

Se proyecta que, en promedio, las temperaturas en la capital japonesa serán de entre 26,3 °C y 27,4 °C en agosto, alcanzando un máximo de 39,1 °C el 3 de agosto. Esto contrasta con un promedio de 11,1 °C para los Juegos Olímpicos de Tokio en 1964, que se llevaron a cabo en octubre, según BASIS.

Dado que los Juegos están programados entre el 23 de julio y el 8 de agosto, algunos eventos, como la maratón y el ciclismo de ruta, han sido trasladados a lugares más frescos cerca de Sapporo y el monte Fuji.

Ciertamente, la amenaza de temperaturas más cálidas no es exclusiva de Tokio y los Juegos Olímpicos. Las condiciones climáticas adversas, derivadas del clima cambiante, han sido una preocupación creciente para los atletas y quienes organizan eventos deportivos internacionales en los últimos años.

Los deportes de invierno no son inmunes al cambio climático. Un estudio de 2018 liderado por la Universidad de Waterloo, dijo que solo ocho de las 21 ciudades que anteriormente han sido sede de los Juegos Olímpicos de Invierno serán lo suficientemente frías como para albergar los juegos a fines de este siglo.

Nota Original:Tokyo Olympics Dubbed ‘Rings of Fire’ on Scorching Heat Threat

More stories like this are available on bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2021 Bloomberg L.P.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente