Jonathan Calleri: "El gol de rabona con Diego Maradona festejándolo en el palco es el recuerdo más lindo en Boca"

Diego Yudcovsky
·17 min de lectura

Ya pasó más de la mitad de la temporada en LaLiga de España. Si bien todos los ojos están puestos en la cima de la tabla, donde el Atlético de Madrid intenta mantener su ventaja frente al Real Madrid y al Barcelona, también suceden cosas en el resto de los equipos.

Jonathan Calleri, nuestro entrevistado de la fecha, se encuentra disputando su primer año como futbolista del Osasuna, conjunto que se ha puesto como objetivo para esta temporada 2020/21 la permanencia en la primera categoría.

El ex delantero de Boca contó sus expectativas en el fútbol español y sus ganas de mantenerse en el país ibérico, su paso por el fútbol inglés y las sensaciones en los seis meses en los que jugó en el San Pablo de Brasil. Además, habló de su etapa en el Xeneize y recordó uno de los mayores hitos de su carrera y que el hincha de la azul y oro aún guarda en la memoria: su gol de rabona en la vuelta de Tevez, con Maradona presente en la Bombonera.

Luego de su salida de Boca, el delantero fue comprado por un grupo inversor en triangulación con el club Deportivo Maldonado, que lo cedió a distintos equipos cada temporada. Para el inicio de la 2020/21, fue en condición de préstamo al Osasuna, en lo que significó su cuarto equipo en España, luego de haber vestido las camisetas de Espanyol (2019/20), Alavés (2018/19) y Las Palmas (2017/18). En el actual certamen marcó cuatro goles, en 20 encuentros disputados.

¿Cómo estás en el Osasuna? Es un equipo que suele pelear la permanencia.

Muy contento, es mi cuarto año en España y mi quinto en Europa. Ya de a poco me voy adaptando a lo que es el fútbol español. Me encontré un equipo que se adapta a mi juego, creo que encajo en el plan táctico que tiene el míster en Osasuna, en el que a veces jugamos con dos delanteros, a veces con uno, pero es un plan de trabajo con el que me siento identificado y puedo rendir.

La realidad de LaLiga es que hay diez equipos que pelean por entrar a las copas y diez por permanecer en la primera categoría. Hay una diferencia entre los tres de arriba y los otros 17 y la verdad es que la mayoría de los años te toca pelear por no descender. Estamos a mitad de tabla, el otro día le competimos de igual a igual al Barcelona, con todo lo que eso implica

Calleri disputando el balón contra Mingueza y Pedri en el último encuentro frente a Barcelona por LaLiga 2020/21. | Soccrates Images/Getty Images
Calleri disputando el balón contra Mingueza y Pedri en el último encuentro frente a Barcelona por LaLiga 2020/21. | Soccrates Images/Getty Images

Sos argentino y en vez de entrenador dijiste "míster". ¿Se van incorporando cosas de otras culturas en la carrera?

Sí, claro. A veces cuando hablo con mi familia me dicen que me convertí en español. Al estar alejado y escuchar palabras similares al castellano que hablamos los argentinos, se te van pegando. Por ejemplo "míster", a veces digo "vale" en vez de "dale". Es un poco lo que escucho todos los días y me sale directamente. Aun así, siempre trato de estar en contacto, con el mate, con la televisión argentina veo las noticias, el fútbol, un poco de todo.

Los equipos en Europa muchas veces intentan jugar similar a su selección. En España se suele jugar sin un centrodelantero fijo. ¿Cómo hacés para mantener tu posición?

Cada técnico es diferente. A lo largo de mi carrera tuve varios y cada uno tiene un plan diferente. Lo que estuve observando últimamente es que se rota mucho. Acá se contratan 20 jugadores, mayormente con algunos chicos que suben a primera, pero dependiendo del plan de partido, a veces te toca jugar y otras no. Salvo los centrales y el arquero, depende del partido es un '9' fijo, otras con dos o con tres delanteros. Te puede pasar que hacés un gol, fuiste figura y al otro partido no jugás. Hace dos fechas jugamos con el Alavés y ganamos de visitante, jugando con dos delanteros. Al siguiente, que fue frente al Barcelona, lo hicimos con uno.

Como jugador (San Pablo) fue el lugar donde más fui feliz y disfruté de jugar al fútbolJonathan Calleri

En tu carrera hay una particularidad y es que desde tu salida de Argentina, estuviste una temporada por equipo. ¿Sentís que la falta de asentamiento a un lugar hace que cambies tu juego constantemente?

Sin duda. Yo creo que es uno de los errores de mi carrera. Cuando me fui de Boca me vendieron a un grupo empresario el cual cambiaba rápidamente de club. Porque no estaba bien en ese equipo, por un descenso, porque los dueños de mi pase pedían mucho dinero por el mismo, entonces hay varias cuestiones por las que no me pude asentar. Me van tocando diferentes técnicos con distintas formas de jugar y pasa que en algunos me va bien y en otros no. Tuve la mala suerte de estar en un equipo que jugaba la Europa League el año pasado (Espanyol de Barcelona) y nos tocó descender.

Creo que este año puede llegar a ser que se corte esa racha, porque estoy en una de mis mejores temporadas en Europa y ojalá, al asentarme, me pueda dar dos o tres años buenos de fútbol.

Compartís vestuario con el 'Chimy' Ávila. ¿Cómo es la convivencia?

La verdad muy bien, somos tres argentinos porque está Facundo Roncaglia también. Compartimos las costumbres como el mate y eso te hace acercar un poco al país. El 'Chimy' está volviendo de la rotura de la rodilla y se lo ve muy bien. Él había arrancado muy bien la temporada pasada, de hecho salió de posibilidad de ir a jugar a un club grande, pero es el día a día, un día estás abajo y al otro te puede tocar jugar en el Barcelona.

Así como le pasó a él, te puede tocar a vos un llamado del Barcelona.

Sí, ojalá. LaLiga es muy pareja, un día te toca ganarle al Real Madrid y después podés perder con el último. Hay muy buenos jugadores con mucha calidad en todos los equipos, más allá de que creo que el Barcelona, el Real Madrid y el Atlético de Madrid están dos o tres escalones por encima de todos.

¿Cuánto se habló todo este tiempo de Messi allí en España?

Mucho, es el mejor jugador del mundo. A ninguno de los otros equipos les gusta que Messi se vaya de LaLiga. Encender la tele y verlo jugar para todos los que nos gusta el fútbol es un placer. Obviamente, él tendrá sus problemas y dirá si se queda o no, pero como jugador, enfrentarlo dos veces por año y ver lo que hace en la cancha fin de semana tras fin de semana es un privilegio. Tenerlo a diez metros como me pasó el otro día, ver cómo piensa y ejecuta en cuestión de segundos mucho más rápido que los demás, es un privilegio y para mis compañeros lo mismo. Ojalá que se pueda quedar en LaLiga para enfrentarlo dos veces por año más y verlo de cerca.

Luego de su paso por el San Pablo durante el primer semestre del 2016, sus grandes rendimientos hicieron que el West Ham pusiera sus ojos en él y lo adquiriera a préstamo para la temporada 2016/17. Su rendimiento no fue el mejor, dado la alta competencia que tenía y en 20 partidos finalmente pudo marcar apenas un gol.

¿Qué diferencias notaste entre la Premier League y LaLiga?

Me tocó ir de muy joven a Inglaterra, venía de un fútbol muy diferente como el brasileño. Era mi primera experiencia en Europa y prácticamente no hablaba inglés. Me pasó factura el hecho de ser mi primera vez ahí, porque para los argentinos suele ser complicado por cuestiones de adaptación, de idioma, de juego, de táctica, porque acá son muy buenos.

Fue mi peor año en Europa, podría haber seguido pero no se dio. La Premier League es muy física y muy táctica, la mayoría de los jugadores son explosivos, rápidos, juegan al espacio y son fuertes; muy diferente a LaLiga en donde la mayoría de los equipos intenta practicar un fútbol como el del Barcelona de Guardiola, salir jugando de abajo, tener tres delanteros, llevar la pelota de un lado al otro como hace ahora la Real Sociedad, el Villarreal o el Bétis.

Yo creo que me pasó factura el hecho de ser mi primer año en Europa y tener por delante a delanteros como Andy Carroll, André Ayew, Diafra Sakho, Simone Zaza; uno compite contra los mejores. Me encantaría tener una revancha, me queda la espina de no haber podido demostrar lo suficiente porque me tocó jugar poco y no lo hice de la mejor manera.

Según él, la temporada en el West Ham no fue una de las mejores de su carrera por la falta de minutos. | Clive Brunskill/Getty Images
Según él, la temporada en el West Ham no fue una de las mejores de su carrera por la falta de minutos. | Clive Brunskill/Getty Images

¿Te preguntaban mucho por Tévez en el West Ham? (ndr: el "Apache" tuvo un paso por el club londinense y lo salvó del descenso)

Cuando llegué, el capitán del equipo Mark Noble, que compartió equipo con él, siempre me decía que le sorprendió mucho la carrera de Carlos porque no veía que podía llegar a jugar en la Premier League y al entrar a la cancha era un animal. Él fue el que los salvó del descenso, tuvo dos meses espectaculares antes de ir al Manchester United y una carrera magnífica. La verdad que ahí lo querían mucho, la mayoría de la gente se sentía identificada con él por lo que le había dado al West Ham y los salvó ganando en Old Trafford con un gol de él.

Tevez y Calleri jugaron juntos únicamente seis meses pero se convirtieron en una de las mejores duplas de ataque del fútbol argentino. | ALEJANDRO PAGNI/Getty Images
Tevez y Calleri jugaron juntos únicamente seis meses pero se convirtieron en una de las mejores duplas de ataque del fútbol argentino. | ALEJANDRO PAGNI/Getty Images

Te recuerdan con mucha estima en San Pablo, ¿volverías?

Sí, claro. Como jugador fue el lugar donde más fui feliz y disfruté de jugar al fútbol. Fueron seis meses que se me pasaron volando y fue donde mejor me sentí. La gente me quería, la pelota me rebotaba en la rodilla y la clavaba en un ángulo. El jugador tiene esos momentos en su carrera de tener una cuota de suerte y obviamente, donde uno fue feliz siempre le gustaría volver.

La pase muy bien, no teníamos un gran equipo y llegamos a la semifinal de la Libertadores. Habíamos empezado en un repechaje, clasificamos casi de suerte, en la fase de grupos pasamos muy apretados, llegamos a la semifinal contra Atlético Nacional, que salió campeón y perdimos faltando cinco minutos 2 a 0 por hacernos echar un jugador. Al final terminaron siendo seis meses espectaculares en los que me sentí muy bien y me dieron la posibilidad de jugar en el fútbol europeo.

Con la '12' como dorsal, de recuerdo por su fanatismo por Boca Juniors, Calleri tuvo un gran primer semestre de 2016 en San Pablo. | Brazil Photo Press/Getty Images
Con la '12' como dorsal, de recuerdo por su fanatismo por Boca Juniors, Calleri tuvo un gran primer semestre de 2016 en San Pablo. | Brazil Photo Press/Getty Images

¿Qué opinás de la llegada de Hernán Crespo a la dirección técnica del equipo?

A Crespo lo seguí en la Sudamericana con Defensa y Justicia, creo que lo hizo muy bien, su forma de jugar le vino muy bien al equipo. Lo que transmite, como gran '9' que fue, hizo que los jugadores se vean reflejado en su figura.

A San Pablo le va a venir bien porque es una figura muy importante en el fútbol y le puede aportar mucho a los jugadores que hay. Arrancó con el pie derecho ganando 4 a 0 el clásico con Santos. El Brasileirao es muy largo y creo que si aguanta el trajín de partidos, le puede dar mucho al San Pablo. A todos les gustaría jugar con un gran técnico, San Pablo es de los más grandes de Brasil, tiene tres Mundiales y tres Libertadores. Pienso que lo puede hacer muy bien y lograr grandes cosas.

A mediados de 2014, en medio de un club convulsionado por la posible partida de Juan Román Riquelme de la institución, Calleri arribó a Boca, que tenía a Carlos Bianchi como entrenador. El club ya poseía un 30% de su pase y tenía prioridad para adquirirlo. El "Virrey" se fue a los pocos encuentros y, con la llegada de Arruabarrena, el delantero debió pelear su lugar. Finalmente se convertiría en el goleador del equipo.

Te tocó tener poco tiempo a Carlos Bianchi como entrenador en Boca. ¿Qué recordás de esa etapa?

Muy agradecido a Carlos, se comportó muy bien conmigo, siempre me trató de la mejor forma. Yo llegaba de All Boys, un club chico de Argentina, al más grande del país con todo lo que implicaba, con la salida de Juan Román Riquelme, que no se sabía si seguía o no, con Bianchi como figura, que verlo ya era muy importante. Él se comportó muy bien conmigo porque siempre me consultó dónde quería jugar, ya que me veía de '9' pero también de acompañante. Arranqué la pretemporada siendo el 5° delantero y al mes de empezado campeonato ya iba a ser titular.

Carlos depositó su confianza en mí e hizo que juegue en la primera de Boca, que no es para nada fácil. Él fue muy importante en aquella pretemporada y los primeros partidos en el club, me ayudó mucho, me hizo ser titular hasta que vino el 'Vasco' Arruabarrena. Para mí fue muy importante y aprendí mucho en esos dos meses con él.

Con Arruabarrena tuviste la oportunidad de jugar los octavos de final de la Libertadores 2015 en el Monumental pero en la Bombonera lo puso a Daniel Osvaldo. ¿Por qué creés que fue así?

Al 'Vasco' le gustaba rotar, fijate que cuando llega Dani yo estaba expulsado en la Libertadores, entonces él jugó los tres partidos iniciales de la Copa. Luego él jugaba el campeonato argentino y yo la Copa. Se decidió que juegue yo en la ida y sabía que Dani lo haría a la vuelta, porque el entrenador pensaba que de local él podía servir mucho más y yo de visitante podría hacer un trabajo más defensivo de tapar la salida de los centrales.

El 'Vasco' me dio la confianza para jugar y terminé haciéndolo con Dani, con Tevez cuando llegó, con tres delanteros también. Me terminé acomodando de una manera u otra y creo que la llegada de Arruabarrena me terminó beneficiando porque he jugado todo y salimos campeones del torneo local y la Copa Argentina. Luego volvió Osvaldo y me terminé yendo, cerrando mi etapa en Boca. Para mí el balance fue muy positivo.

¿Qué recuerdos tenés del gol de rabona contra Quilmes? ¿Te reclamó Carlitos Tevez que no le llegó el pase?

Salió todo redondo, incluso con Diego Maradona en el palco festejando el gol. Es el recuerdo más lindo que tengo con la camiseta de Boca. Era la vuelta de Tevez a la Argentina después de jugar la final de la Champions, dejar todo siendo figura en la Juventus y por amor a la camiseta volver.


Llenó la Bombonera la semana anterior con su presencia y el hecho de haber marcado un gol de rabona es anecdótico y me va a quedar para siempre. La jugada anterior, Carlos había pegado una pelota cerca del ángulo y la cancha se caía abajo, todos querían el gol de Tevez. Cuando lo veo corriendo por izquierda, se me cruzó pasársela pero me volvió y tiré la rabona en un momento de locura e inconsciencia. Fueron tres puntos importantes y sirvió para ser campeón.

Me imagino que el Diego golpeando el techo del palco enloqueciendo por tu gol debe estar en el top 3 de momentos de tu vida...

En el 1°.

¿Cómo fue ser '9' después de Palermo en Boca?

Muy difícil, porque la figura de él, siendo el mejor '9' que pasó en la historia del club, 250 goles con la camiseta de Boca, ganando absolutamente todo y coronándolo con dos goles al Real Madrid. Nada se puede discutir de él y si el '9' anterior hizo esa cantidad de goles, todos queremos algo parecido.

Cuando Messi se retire, todos vamos a querer que el '10' de Barcelona haga lo mismo que hizo él. Es muy difícil compararte con alguien que hizo tanto por el club, porque la gente pide lo que hizo el anterior. Palermo hay uno solo, tenía una visión del área que ninguno tenía y siempre estaba en el momento indicado para hacer el gol. Quizás fuera del área no era como lo es Benzema, pero dentro del área era el mejor.

Como hincha, tener la figura de alguien como Palermo, compararlo con los '9' que fueron post él, es complicado. Creo que tácticamente, los delanteros que trajo Boca, ninguno fue de las características de Martín, siempre se buscó uno que corra más y pelee más. Lo digo como hincha, compararlo con cualquier '9' después de él es imposible, porque hay uno solo. Tenía el arco entre ceja y ceja, que a pocos jugadores se los vi.

Hoy está Román como vicepresidente en Boca y se busca un '9' hace rato...¿te ilusionás con la vuelta?

Estoy jugando en una de las dos mejores ligas de Europa. Creo que la Premier League está un escalón por encima de LaLiga, pero estoy en el top 3 de ligas, siempre jugando y enfrentándome a los mejores. Obviamente tengo el sueño de volver a vestir la camiseta del club, lo disfruté poco el tiempo que estuve, porque no era consciente de todo lo que vivía. Así como hice un gol de rabona desde la inconsciencia, creo que el hecho de no saber lo que implicaba el famoso mundo Boca, hizo que no lo pueda disfrutar.

Estoy muy contento acá, vivir en Europa es una realidad totalmente distinta, no hay que esconderlo, y la tranquilidad que tengo es muy diferente a lo que se vive en Argentina. Me encanta mirar fútbol y a Boca, o cualquier club en el que estuve, pero estoy feliz acá y trato de mirar hacia adelante, viendo si algún equipo me puede comprar. Mi sueño es vestir nuevamente la camiseta del club y disfrutar lo que es ese mundo. Hoy estamos lejos porque Boca tiene dos '9' de diferentes aspectos, 'Wanchope' Ábila es más centro delantero, a Soldano no lo acompañó el gol pero para el equipo es importante porque libera a los demás. Yo aspiro a seguir viviendo en Europa.

Pasemos a nuestro clásico ping-pong. ¿Un gol en tu carrera?

Sacando al de rabona, el gol a River en la Libertadores con San Pablo por todo lo que implicaba. Estábamos quedando afuera y necesitábamos ganar, porque había 75.000 personas en el Morumbí apretando, gritando, no se escuchaba ni al compañero de al lado.

¿Un entrenador que te marcó?

El 'Patón' Bauza, porque tenía muy claro a qué jugaba y cómo. Me dio máxima confianza y fue partícipe para que yo juegue en San Pablo. Me hizo goleador de la Libertadores, algo que en mí era impensado y me dio la posibilidad de mostrarme y jugar en Europa.

¿Un arrepentimiento de tu carrera?

Irme año a año de club a club. Es mi culpa porque cuando me fui de Boca firmé con un grupo empresario que sabía que esto podía llegar a pasar. Si volviera el tiempo atrás, no hubiera firmado en un club europeo cinco años.

¿El defensor que más te costó?

Sergio Ramos. Me parece un central hecho a medida, casi perfecto diría. Creo que es tan bueno que hasta va sobrado de sus limitaciones. Juega bien a la pelota, es fuerte, rápido, de hecho yo soy de chocar mucho y la mayoría de las veces gano, pero contra él siempre me ha costado muchísimo.

C.A. Osasuna v Real Madrid - La Liga Santander | Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images
C.A. Osasuna v Real Madrid - La Liga Santander | Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images

¿Un delantero referencia en tu carrera?

Me gusta mucho Benzema. Me parece que desde la salida de Cristiano Ronaldo se puso el equipo al hombro y partido a partido demuestra por qué estuvo diez años en el Real Madrid. Me gusta mucho Suárez también, son dos estilos totalmente diferentes, pero creo que Benzema es el '9' perfecto para copiar sus movimientos.

¿Un once ideal de compañeros con los que jugaste?

Diego López; Bruno, Rodrigo Caio, Maicon, Aaron Cresswell; Gago, Thiago Mendes, Dimitri Payet; Paulo Henrique Ganso; Carlos Tevez y yo.

¿Un sueño que te quede por cumplir?

Ponerme la camiseta de la selección argentina. Cualquier chico que le preguntás su sueño es jugar en primera, en Europa y en la selección. Pude debutar en primera, jugar en el club que quise, también en Europa y creo que ponerme la camiseta de la selección es un desafío y el que me restaría cumplir.