Lorenzo no está a la altura en redes de su legado como campeón

Oriol Muñoz
·4 min de lectura
BARCELONA, SPAIN - FEBRUARY 22: Jorge Lorenzo rides a motorbike simulator during the inauguration of Espai Huawei Flagship Barcelona at Plaça Catalunya on February 22, 2020 in Barcelona, Spain. (Photo by Jordi Vidal/WireImage)
Jorge Lorenzo durante un evento promocional en Barcelona. Foto: Jordi Vidal/WireImage.

Nadie se olvida de lo que significó Jorge Lorenzo en el motociclismo español. Más bien, en el motociclismo mundial. El piloto mallorquín es cinco veces campeón del mundo y tricampeón de MotoGP batiéndose el cobre con pilotos de la talla de Valentino Rossi, Dani Pedrosa, Casey Stoner o el propio Marc Márquez. Su finura encima de la moto, su paso por curva, su vuelta a vuelta imparable… todas esas cualidades asombraron a todos los miembros del paddock y por todo ello Jorge Lorenzo debe ser considerado como uno de los mejores pilotos de los últimos años. Su prematuro adiós no dejó a nadie indiferente y por eso nadie dudó en rendirle el homenaje que se merecía en su último Gran Premio en Valencia 2019.

No obstante, la separación entre MotoGP y el propio piloto mallorquín no está siendo tan dulce como se podía esperar. Ya desde el año pasado Lorenzo tuvo cruces de declaraciones con Dovizioso o Crutchlow. Con su ex compañero en Ducati nunca ha tenido una relación fluida y no se cansó en repetir en redes que el italiano era un buen piloto pero no es un campeón. Por otro lado, sobre el británico dijo que era un ‘un buen probador de la dureza de las motos’ con un tono sarcástico haciendo referencia a sus constantes caídas después de que Yamaha prescindiera de los servicios de Jorge como piloto de pruebas para poner a Cal.

Todos conocemos el carácter fuerte del ‘99’ y no se corta un pelo en decir lo que piensa. No le importa lo que digan los demás. Esto es totalmente lícito, faltaría más. Pero todo tiene un límite y se llega cuando se falta el respeto a los que han sido compañeros de profesión durante tantos años y se juegan la vida yendo a 300km/h. En los primeros test de la temporada 2021 disputados en Qatar el pasado fin de semana, Crutchlow se fue al suelo. Lorenzo no perdió la oportunidad y en su cuenta de Twitter escribió: ‘Os lo dije...’. Seguramente no es la respuesta adecuada para un supercampeón como Jorge. Por ello, Miller y Aleix Espargaró salieron en defensa de su compañero recriminando a Jorge su contestación. “Lorenzo, ¿qué tal si creces, colega? En serio, deja de comportarte como un crío”, contestó Miller en Instagram. Aleix fue aún más allá en su cuenta de Twitter "¡Prefiero ser una buena persona que un campeón! ¡Te quiero Cal!".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Lejos de pasar del tema, Jorge se siente como pez en el agua en este tipo de contextos, y siguió sin pensárselo dos veces. A Miller le dijo: "¿Qué te parece si apagas el teléfono, dejas de hacer 'stoppies' y empiezas a ganar algunas carreras? Ya tienes 26 años". Y a Aleix, después de que el de Granollers colgara unos emojis de risas en un tuit donde Lorenzo salía malparado, le contestó sin miramientos: "0 victorias en 18 años, ¿verdad? Sé que tu manager es una bestia, pero que aún sigas en MotoGP puede ser por arte de magia. Al menos Cal y Jack han ganado alguna vez".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este no es el legado de un pentacampeón. Jorge se está haciendo daño a sí mismo con este tipo de declaraciones en las redes. Cada uno es libre de decir lo que piensa, por supuesto, pero el respeto que hay en los circuitos no se puede perder de esta manera fuera de ellos. La admiración que ha levantado el balear no puede quedar reducida a estas discusiones carentes de sentido. Todos queremos relacionar el nombre de Jorge Lorenzo con su larga y exitosa carrera en MotoGP y no con polémicas absurdas que no llevan a ningún sitio.

Otras historias que te pueden interesar