Josep Pedrerol disfraza de autocrítica en 'El Chiringuito' el viejo tirar la piedra y esconder la mano

·3 min de lectura
Josep Pedrerol quiso dar marcha atrás cuando el debate que había preparado en 'El Chiringuito' se le fue de las manos.
Josep Pedrerol quiso dar marcha atrás cuando el debate que había preparado en 'El Chiringuito' se le fue de las manos.

Es fin de semana de derbi madrileño, con lo que los ánimos se han comenzado a caldear desde los medios de comunicación. ¿La excusa? Los bailes de Vinicius durante las celebraciones de los goles que marca. Una bola de nieve que ha ido cogiendo tracción a lo largo de la semana, llenando horas de debate. Muchas de ellas en 'El chiringuito de jugones', donde se ha abordado el asunto largo y tendido. El programa de Josep Pedrerol ha hecho del asunto cuestión de estado.

Con tanto hablarlo, al final la cuestión ha llegado a los protagonistas. A Koke le preguntaron qué pasaría si Vinicius bailaba en el Metropolitano, y el capitán atlético respondió sincero. Ojo, respondió lo que él creía que podía pasar, que "habría lío". No lo que él quería que pasase. No lo que él animaba a que pasara. Sino lo que él pensaba que podía suceder. En puridad, sin que aún haya habido baile alguno, ya hay lío. Así que muy desencaminado no iba.

Pero claro, el futbolista debería saber que sus palabras se iban a utilizar precisamente para eso. Para que haya más lío. Con el pretexto de las declaraciones, Pedrerol volvió a armar su tertulia. En la que acusó al jugador colchonero de "calentar el derbi" y, además, se posicionó. Del supuesto lado de Vinicius, claro.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

"Vinicius no le falta el respeto a nadie. Bailar le sale natural", argumentó el director del programa, tomando parte de la discusión. Un debate acalorado, especialmente entre Tomás Roncero y Pedro Bravo (quién ha tenido que pedir disculpas pues utilizó en un momento la expresión "hacer el mono", que en Brasil han interpretado como un ataque racista contra el madridista).

Ante lo caliente de la situación, Pedrerol dejó una reflexión que podría parecer autocrítica, pero que no es más que el viejo tirar la piedra y esconder la mano. Una vez que el programa se le estaba yendo de las manos, el periodista catalán se preguntó en voz alta si no estaban crispando la situación.

"El objetivo era interpretar lo de Koke, pero no calentar los ánimos. Creo que estamos llegando a una situación que no es buena. Hay un partido de mucha tensión y estamos creando un ambiente de crispación. Error mío", dijo.

Quizá esa reflexión la debería haber hecho antes, a la hora de preparar el programa porque estaba claro que iba a "haber lío".

Vídeo | Un Madrid lanzado llega al Metropolitano