El campeón de España de kickboxing fallece en un accidente de caza

·2 min de lectura
Julián Lozano, en el primer escalón del podio en el Campeonato de España de 2019. Foto: Facebook - Federación Extremeña de Kickboxing y Muaythai
Julián Lozano, en el primer escalón del podio en el Campeonato de España de 2019. Foto: Facebook - Federación Extremeña de Kickboxing y Muaythai

El deporte español en general, el extremeño en particular, está hoy de luto por la pérdida de una de sus más firmes promesas de futuro. Julián Lozano Pintado, campeón nacional de kickboxing, falleció el pasado sábado como consecuencia de un accidente de caza. El joven luchador apenas tenía 19 años.

Los hechos ocurrieron en un paraje conocido como Plaza de Armas, cerca de la localidad de Valdehornillos, perteneciente al término municipal de Don Benito al norte de la provincia de Badajoz. La Guardia Civil continúa investigando los hechos; de momento se sabe que Julián formaba parte de una partida de caza junto a otros cuatro amigos.

Se cree que a uno de ellos se le disparó el arma de forma totalmente fortuita, con la mala suerte de que estaba a muy corta distancia de Julián. El balazo impactó directamente en el abdomen, causando la muerte casi al instante.

Julián, a su corta edad, era ya una figura en el panorama nacional del kickboxing. En el campeonato de España celebrado en mayo de 2019 se proclamó campeón en la categoría de menos de 65 kilos. Meses más tarde tanto él como su hermana Rocío formaron parte de la selección nacional que participó en los Campeonatos de Europa cadete y junior.

El presidente de la Federación Española de Kickboxing y Muaythai (FEKM), Cristian Gamero, transmitió un mensaje de pésame desde Guadalajara, donde se celebra actualmente la edición de este año del campeonato nacional, "El colectivo FEKM se suma a la gran pérdida del Kickboxing en general y de la federación extremeña en particular. Nuestro más sincero apoyo a familiares y amigos por esta pérdida", dijo en declaraciones que recoge El Español.

Además de al kickboxing, Julián también se dedicaba al fútbol. Militaba en la plantilla juvenil del Santa Amalia, el equipo del pueblo en el que residía, también al norte de Badajoz.

Dadas las circunstancias, el primer equipo verdiblanco ha pactado con su próximo rival en Primera Regional, el CD Cabeza del Buey, aplazar el siguiente partido de liga. En Valdehornillos, además, se han declarado tres días de luto oficial.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente