Los juveniles guiaron a Barcelona al sufrido triunfo sobre Elche

·2 min de lectura
BARCELONA, SPAIN - DECEMBER 18: Nico Gonzalez of FC Barcelona celebrates with teammates after scoring their team's third goal during the LaLiga Santander match between FC Barcelona and Elche CF at Camp Nou on December 18, 2021 in Barcelona, Spain. (Photo by Alex Caparros/Getty Images)
Los niños del Barça salvan la papeleta ante el Elche. (Fuente: Alex Caparros/Getty Images)

Barcelona parecía encaminarse a un empate desolador ante Elche, este sábado en el Camp Nou. Sin embargo, los juveniles mantuvieron encendida la llama por la apuesta de Xavi y, gracias a ellos, llegó el triunfo 3-2, el primero después de tres juegos sin ganar. 

Con gran influencia de los jugadores más jóvenes, quienes mostraron personalidad para afrontar el reto en el Camp Nou y unirse a la experiencia de Sergio Busquets, Jordi Alba, Clement Lenglet, Ousmane Dembélé y Frenkie de Jong.

El cuadro catalán tuvo un primer cuarto de hora incisivo, en el que se adelantó gracias a la conquista de cabeza de Ferrán Jutglà, quien en su segundo partido oficial por La Liga Santander anotó su primer tanto. Inmediatamente, Gavi sacó rédito del pase de Lenglet y aumentó la diferencia.

Después de que Enzo Roco desaprovechara una posibilidad, el Barça profundizó su superioridad con nuevas llegadas de Jutglà y Dembélé; en esos instantes, el visitante mostraba una fragilidad que tentaba al local para sentenciar la historia.

Sin embargo, el Blaugrana se desdibujó en el complemento, el argentino Lucas Boyé tomó protagonismo y en sus pies estuvo el pase para el descuento de Tete Morente a los 20'. Unos 60 segundos más tarde, el propio Morente fue autor del desborde por derecha y Pere Milla se arrojó en palomita y en soledad en plena área para vencer a Ter Stegen y firmar el empate.

El partido se tornó parejo, Elche mostró armas para poder desnivelar, pero Barcelona demostró que a fuerza de su juventud estaba vivo. Fue Nico González, a quien Xavi incluyó desde el banco a los 26', el que capturó el rebote y firmó el 3-2 definitivo.

Un desahogo para Barcelona, que intenta ponerse de pie para no rendirse completamente en La Liga y pelear en los certámenes eliminatorios como son la Europa League y la Copa del Rey, sus otros objetivos en la temporada. Su año, antes de la pausa por las fiestas, lo cerrará el martes nada menos que en casa de Sevilla.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente