Kevin Harvick se encontró con el triunfo tras casi dos años

·1 min de lectura

Kevin Harvick debió esperar cerca de dos años para volver a festejar en la NASCAR, pero este domingo cortó la sequía al adjudicarse el FireKeepers Casino 400 en el Michigan International Speedway.

El piloto de Ford, campeón en la temporada 2004, había registrado su anterior victoria en Bristol en septiembre de 2020; mientras que este año tenía como mejores resultados un segundo puesto y una tercera posición.

En el óvalo de Brooklyn, el californiano de 46 años dominó 38 de los 200 giros que tuvo la competencia, misma cantidad que Denny Hamlin (Toyota), que cerrara 3º; a su vez, Bubba Wallace -también de la marca japonesa- finalizó como escolta tras 22 giros al frente de la carrera.

Joey Logano y Ryan Blaney, ambos de Ford, completaron el top 5, y hubo otros tres que quedaron relegados por un accidente en pista y a pesar de su buen rendimiento: Ross Chastain, 24º y luego de 29 vueltas como líder; el mexicano Daniel Suárez, 25º con 33 giros adelante, y Christopher Bell, 26º (31 vueltas).

Para Harvick fue el 59º triunfo de su trayectoria y el 6º en el circuito de Michigan. Con este resultado espera catapultarse en las posiciones del campeonato, en las cuales figuraba 10º previo a la cita de esta jornada (575 puntos).

El próximo fin de semana, la acción se trasladará al Richmond Raceway de Virginia, con motivo del Federated Auto Parts 400, por el 24º fin de semana de acción del calendario.

Foto: Sean Gardner/Getty Images