Khamzat Chimaev quiere aplastar al luchador más odiado de la UFC

·5 min de lectura
JACKSONVILLE, FLORIDA - APRIL 09: Khamzat Chimaev of Russia reacts after his three round battle against Gilbert Burns of Brazil in their welterweight fight during the UFC 273 event at VyStar Veterans Memorial Arena on April 09, 2022 in Jacksonville, Florida. (Photo by Jeff Bottari/Zuffa LLC) (Jeff Bottari via Getty Images)

Khamzat Chimaev (Chechenia, Rusia, 1994) es la última sensación de la UFC. El mundo de las artes marciales mixtas (MMA) no quita ojo al que ya es considerado por muchos como the next big thing e incluso el heredero natural de toda una leyenda como Khabib Nurmagomedov. Su despliegue sobre el octógono, su mentalidad ganadora y su récord invicto de 11-0 son motivos para que se vea a ‘Borz’ como aspirante de peso a la etiqueta de mejor luchador de todos los tiempos. Una exageración a merced del paso del tiempo, pero que Dana White se encarga de alimentar. “¿Cuándo fue la última vez que llegó un tipo que nadie conocía y puso patas arriba las MMA?”.

Ese tipo del que hablaba Dana White dio sus primeros pasos en los deportes de contacto en su Chechenia natal, donde comenzó a practicar lucha olímpica con sólo cinco años. Sus dotes para el wrestling le llevaron a conseguir la medalla de bronce en el Campeonato Nacional Ruso júnior años después, justo antes de mudarse con su familia a Suecia. En aquel momento, en 2011, tenía 17 años y se abría ante él un mundo de oportunidades para probar suerte en otras disciplinas.

‘Borz’ aprovechó su nuevo pasaporte para coronarse en el Campeonato Nacional Sueco en la división de freestyle y en la categoría de 92 kilos. Su dominio en esta disciplina le llevó a ir probándose en otros deportes y comenzó a competir en judo y sambo. Su salto a las MMA era sólo cuestión de tiempo y a los 23 años, en 2017, comenzó a entrenar en el mismo gimnasio que todo un icono sueco como todo un contender a un título UFC como Alexander Gustafsson.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver una publicación de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Su tamaño (1.88 y 77 kilos) y condiciones para las MMA hicieron que el circuito amateur se le quedase corto muy pronto. Sólo tres peleas fueron suficiente para pasar a pegarse con los ‘mayores’… donde siguió dominando. Tanto que sólo necesitó de dos peleas para firmar con una promotora de peso como Brave CF, donde sumó cuatro victorias más y recibió la llamada de la UFC.

De buenas a primeras, el chico que se ganaba el pan trabajando en una granja de gallinas y como vigilante de seguridad podía decir alto y claro que era peleador a tiempo completo y en la empresa de MMA más importante del mundo. Su alargada figura y su reconocible rostro, con ese labio partido producto de una caída por unas escaleras cuando tenía sólo dos años y que le impide respirar con normalidad por uno de sus orificios nasales, iba a empezar a protagonizar carteles de la UFC.

Chimaev llegó a la compañía presidida por Dana White como un auténtico vendaval. El checheno venció en su primer combate y diez días después subió una categoría de peso para pelear de nuevo y ganar por KO técnico en el primer asalto. El mismo acto en el que finiquitó sus siguientes dos combates antes de verse las caras con Gilbert Burns, el que ha sido su rival más duro hasta la fecha. Un duelo en el que los jueves le dieron la victoria por decisión unánime y la UFC premió con el bonus de Pelea de la Noche. Para muchos, la pelea de lo que va año.

JACKSONVILLE, FLORIDA - APRIL 09: Khamzat Chimaev of Russia punches Gilbert Burns of Brazil in their welterweight fight during the UFC 273 event at VyStar Veterans Memorial Arena on April 09, 2022 in Jacksonville, Florida. (Photo by James Gilbert/Getty Images)
JACKSONVILLE, FLORIDA - APRIL 09: Khamzat Chimaev of Russia punches Gilbert Burns of Brazil in their welterweight fight during the UFC 273 event at VyStar Veterans Memorial Arena on April 09, 2022 in Jacksonville, Florida. (Photo by James Gilbert/Getty Images)

Los que ponían en entredicho el récord invicto de Chimaev no tuvieron más que rendirse ante el checheno después del repaso que dio a Burns. ‘Borz’ había pasado de coquetear con la retirada a principios de 2021 tras ser hospitalizado en varias ocasiones por Covid-19 a reclamar una oportunidad como aspirante el título de la UFC. Un amago de retirada en el que intervino Ramzan Kadyrov, presidente de la República de Chechenia, señalado por supuestamente participar varios asesinatos de activistas de derechos humanos, así como de hacer uso de un abuso de poder para secuestrar y torturar a los familiares de sus detractores del régimen checheno. Sin embargo, amigo íntimo de Chimaev.

Polémicas políticas al margen, lo que está claro es que Chimaev es una bestia reconocida y cada vez da más miedo. Su mentalidad de “aplastar a todos los rivales”, como siempre repite él mismo, le ha llevado a ser uno de los peleadores más mediáticos, carismáticos y deseados de la UFC. Tanto que la posibilidad de un combate contra el supervillano Colby Covington ha empezado a sonar en la empresa. El más carismático contra el más odiado de la empresa. Más no se puede pedir.

A ver si Covington no llama a la policía. Estaré feliz de pelear y destrozarle la cara. Por supuesto que le voy a finalizar”, comentó Chimaev nada más derrotar a Burns, haciendo mención al incidente entre Covington y Jorge Masvidal en un restaurante de Miami, cuando el luchador más odiado de la UFC llamó a la policía para denunciar que el cubano le había atacado. “Voy a entrenar más duro. Tengo mucha más motivación ahora porque no finalicé a Burns. Quiero machacar a todo el mundo”.

A falta de que se materialice la pelea entre Chimaev y Colvington, las casas de apuestas ya le dan como favorito y él se frota las manos porque tiene claro que ese combate es el paso previo a luchar por la gloria máxima que supondría optar a un cinturón de la UFC. Lo de terminar siendo el mejor de todos los tiempos, como muchos intentan vender (quién sabe si con razón), ya se verá. Vamos combate a combate.

Vídeo | Este atleta pasa de la UFC y la drogadicción a la liberación de esclavos

Otras historias que te pueden interesar: