Kioto prohíbe hacerse fotos con las geishas y amenaza con multas de 80 euros

En el distrito de Gion, en Kioto (Japón), no es raro cruzarse con una geisha por sus calles. De ahí que muchos turistas, alentados por la posibilidad de tropezarse con una de estas mujeres dedicadas a cultivar el arte ataviadas con sus tradicionales kimonos, decidan dejarse caer por la zona para contemplarlas en carne y hueso e incluso fotografiarse con ellas. Un comportamiento que molesta a los locales. Sus quejas han sido oídas por las autoridades y estas han prohibido que se hagan fotos con o de estas mujeres sin su consentimiento. Lo que se pide, en definitiva, es respeto.

El comportamiento de los turistas ha llevado a las autoridades de Kioto a pedirles que dejen de fotografiar las geishas y respeten los espacios privados. (Foto: Getty Images)
El comportamiento de los turistas ha llevado a las autoridades de Kioto a pedirles que dejen de fotografiar las geishas y respeten los espacios privados. (Foto: Getty Images)

Las protestas provienen de los restaurantes y locales de uno los barrios más concurridos y turísticos de la ciudad japonesa. En una encuesta realizada entre 300 negocios, estos, según recoge The Guardian, han dejado constancia del malestar y los inconvenientes que les provoca el comportamiento de los turistas. En especial se quejan del acoso al que son sometidas las geishas. Todo por conseguir una imagen.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Por esta razón las autoridades han colocado carteles avisando de la prohibición y también se ha incluido la amenaza de una multa de casi 83 euros. Aunque eso no afecta a todo el barrio. “La calle Hanamikoji es una carretera de la ciudad, por lo que no podemos prohibir la fotografía allí. Pero al prohibirlo en áreas privadas nos gustaría que los turistas sepan que tomar fotografías en esas áreas va en contra de las normas locales”, ha explicado Asahi Shimbun Isokazu Ota, representante del consejo local.

En Kioto hablan de “contaminación del turismo” y de cómo la obsesión de algunos por hacerse fotos con las geiko y maiko (aprendices) les lleva a comportarse de manera irrespetuosa. Hay testimonios recogidos por los medios que hablan de grupos de turistas rodeando taxis con ellas dentro y persiguiendo a estas mujeres de camino a sus citas.

Además de los carteles y las multas disuasorias, existe una iniciativa que se está probando y se mantendrá hasta diciembre en la que una aplicación envía un mensaje al móvil de quienes a acercan a estos barrios para avisarles de que no deben hacer fotos a las geishas y que eviten tocar propiedades privadas.

Según señalan en The Guardian, tanto la prohibición como la multa no tienen una vinculación legal. Se trata más de una medida de aviso o disuasoria. Una llama de atención para que los turistas se comporten con respeto.


Otras historias