El kit eléctrico del World Rallycross podría debutar en 2021

Hal Ridge
motorsport.com

La marca austriaca Kreisel ganó la licitación para producir y suministrar los kits electrónicos para el cambio de estrategia del World Rallycross el pasado octubre, pero la introducción de los coches eléctricos se pospuso un año más por la actual pandemia de COVID-19.

A pesar del aplazamiento y los retrasos del proyecto, Kreisel ha estado apretando para seguir con los planes de empezar a rodar el sistema prototipo en un muleto en noviembre, antes de un posible debut en el Rally Janner el próximo enero. 

El sistema de cuatro ruedas motrices con un doble motor de 500 kW se ha instalado en un chasis del Skoda Fabia R5 (bautizado como Fabia REX), en colaboración con Baumschlager Rallye Racing, dirigido por el tres veces ganador del Rally Janner, Raimund Baumschlager.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El kit contará con una transmisión de una sola velocidad, fabricada por la firma británica Xtrac, y Kreisel probará las especificaciones de la relación del diferencial y el ángulo de rampa antes de decidir cuál usará.

¿Reconectamos?:

Reserva online tu nuevo Peugeot y pide cita exclusiva.

"No hemos pospuesto el calendario original del proyecto, por lo que vamos a estar listos a finales de este año", comentó Daniel Foissner, líder del proyecto de Kreisel, a Motorsport.com.

"Nuestro primer objetivo era tener el coche listo para junio, pero la pandemia nos ha retrasado cuatro o cinco meses". 

"Nuestro mayor objetivo es competir en el Rally Janner, pero hay dos asuntos clave: tener el coche listo para entonces y si habrá Rally Janner debido a la COVID-19".

"Pero confiamos en que tendremos un sistema adecuado listo para finales de año".

Lo último de rallies:

El Rally de Gran Bretaña no se celebrará por primera vez en más de 50 añosDuro accidente de Neuville en el regreso a los test

Si Kreisel compite en el Rally Janner, lo haría con el kit completo del World RX –no con el prototipo de rallies ligeramente diferente que planea introducir–, pero rebajado a unos 220 kW para asegurarse de que las necesidades entre cada asistencia se pueden se pueden conseguir. 

"Tenemos nuestro propio sistema de carga, lo que hace posible que carguemos la batería en 18 minutos, por lo que en una asistencia de un rally normal (20-30 minutos), puedes tenerla al 100% de nuevo", dice Foissner.

"No queremos ningún trato especial en comparación con los coches de combustión". 

Mientras que las características de seguridad de la batería de 52,65 kWh serán las mismas que las utilizadas por los coches del WRC a partir de 2022 –en donde Kreisel también estará involucrado como suministrador junto a Compact Dynamics–, los coches del Mundial de Rallies no usarán la misma unidad que los World RX Supercars.  

Austria tiene ya historia en producir coches eléctricos de rally y rallycross, ya que STARD, de Manfred Stohl, reveló el primer prototipo de rallycross en 2016, usando un Peugeot 207 Super2000 como base. 

Desde entonces ha desarrollado el kit para la categoría soporte del World RX, el Projekt E, que debutará cuando la actividad se reanude este verano. 

El World RX 2020 espera arrancar los próximos 20-23 de agosto en Holjes, Suecia.

Otras historias