Klay Thompson, una vez más determinante para sentenciar una serie

·2 min de lectura

Klay Thompson volvió a mostrar su mejor versión para que Golden State liquidara una nueva serie de playoffs. En este caso, fue en el Juego 5 ante Dallas, en el que ganaron por 120-110 y se impusieron por 4-1 para sacar boleto a las Finales de la NBA.

El escolta de 32 años encestó 12 de sus 25 intentos de campo y ocho de sus 16 lanzamientos de larga distancia. Totalizó 32 puntos en 37 minutos de juego. También había anotado ocho triples (8/14) en el sexto y último partido de la segunda ronda ante Memphis.

De esta manera, el nacido en California se convirtió en el primer jugador en la historia de la liga norteamericana en registrar al menos ocho triples en dos encuentros decisivos de una serie.

El hijo de Mychal Thompson, quien fuera dos veces campeón con los Lakers, estuvo aproximadamente dos años y medio sin jugar como consecuencia de haber sufrido dos de las peores lesiones que puede padecer un deportista de élite: rotura del tendón de aquiles y rotura de los ligamentos cruzados de la rodilla.

Klay retornó el 10 de enero, en medio de la temporada regular. Sus porcentajes de efectividad estuvieron levemente por debajo de lo habitual (38,5% en triples y 47,7% en dobles) y su defensa no es la misma al haber perdido velocidad en sus desplazamientos laterales.

Sin embargo, considerando el extenso período de inactividad que debió atravesar, su nivel ha estado por encima de lo que se podía esperar. Además, fue de menor a mayor y en estos playoffs está encestando casi el 40% de sus triples y el 52,4% de sus dobles.

Asimismo, cabe destacar que la remontada de los Mavericks en el tercer cuarto coincidió con el descanso de Thompson, quien finalizó el cotejo con un balance positivo de 18 puntos, el mejor de todos sus compañeros.

"Debería haber terminado con 10 triples, pero bueno. Estoy muy feliz por estar de vuelta, muy agradecido a este equipo. Estos muchachos nos condujeron a un increíble comienzo y yo después volviendo...", declaró el número 11 post-victoria.

"No me quiero emocionar, pero no puedo creer que estemos aquí de vuelta, es una locura. Lo voy a disfrutar esta noche, aunque nos faltan cuatro partidos más", cerró.

Foto: Getty Images