La temporada acaba de comenzar y ya tenemos la canasta más increíble del año

La temporada acaba de comenzar y ya tenemos la canasta más increíble del año
La temporada acaba de comenzar y ya tenemos la canasta más increíble del año

La temporada en el baloncesto europeo todavía se encuentra en pañales. Apenas se han disputado unos cuantos partidos oficiales y, sin embargo, es probable que hayamos presenciado la canasta más imposible de todo el curso 2019/20. Se trata del triple que consiguió Klemen Prepelic para darle el triunfo al Joventut de Badalona frente al Darussafaka turco, en el partido correspondiente a la tercera jornada de la Eurocup, a la sazón la segunda competición continental.

Está claro que el escolta, cedido por el Real Madrid, es un tirador consumado. Sin embargo, seguramente esta sea la canasta de tres puntos más complicada que ha logrado en su carrera profesional. Un triple increíble, prácticamente de canasta a canasta, que certificó el triunfo para el conjunto local por 85 a 82.

No en vano, el internacional esloveno recibió el balón cuando apenas quedaba poco más de un segundo en el cronómetro. Todavía en su campo. Aún así, el escolta botó, acomodó el cuerpo y lanzó un misil de aire que terminó en el interior del aro rival. Y a partir de ahí, la locura. El escolta corrió a abrazarse al público en la grada, al mismo tiempo que compañeros y medios de comunicación formaban una montonera producto de euforia.

Con su triunfo sobre los turcos, la Penya consigue el liderato del grupo con dos triunfos y una derrota. Una situación que contrasta con su posición en Liga ACB, en la que figuran en último lugar sin conocer todavía la victoria. No obstante, con un subidón de confianza como el conseguido ante Darussafaka, probablemente la situación pueda cambiar.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Otras historias