Klose, radiografía de un delantero único

Delanteros hay miles en la historia del fútbol. Grandes goleadores, también. Todos ellos, con sus diferencias y sus similitudes, con su mayor o menor trascendencia y con más o menos goles tienen algo en común: además de la voracidad por convertir, todos están un escalón por detrás de Miroslav Klose. ¿Por qué? Porque solo el ex atacante de la Selección alemana ostenta la marca de haber convertido 16 goles en Mundiales, por delante de figuras como Ronaldo, Gerd Müller o de Just Fontaine.

Sin que le reconozcan los dotes de los mejores jugadores de su época, el atacante nacido en Polonia que representó a Alemania en cuatro Copas del Mundo hizo del ahorro su mayor virtud. Para convertir sus 16 goles sólo necesitó tocar la pelota en 18 ocasiones. Esto quiere decir que en 14 de sus goles mundialistas le bastó un toque, ya sea de cabeza, de zurda o de derecha, para batir al arquero rival. Es más, esa suma podría dar 15 si no hubiera sentido la necesidad de tocar nuevamente la pelota con el arco libre ante Argentina, a pesar de que el gol ya estaba casi hecho.

Miroslav Klose Germany Ghana World Cup 2014 Group G 06212014

No necesitaba acomodar la pelota antes de definir porque con solo mirarla y posicionarse en el lugar correcto le alcanzaba para hacer historia. Incluso en 2010, por los octavos de final ante Inglaterra, un simple saque de arco largo le sirvió como asistencia y con estirar su botón diestro más que su marcador venció al arquero. Como buen Lethal Finisher que fue, Klose no les dio ninguna posibilidad a sus rivales porque dentro del área, con lo más mínimo, le alcanzaba para ser mejor que el resto.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines