Morata, la portería, Llorente y un empate en 5 perspectivas

·6 min de lectura

Iñaki Dufour

Las Rozas (Madrid), 5 jun (EFE).- España empató en su penúltima prueba de preparación para la Eurocopa 2020 frente a Portugal, con un 0-0 que expuso la falta de eficacia de Álvaro Morata, propuso la defensa de dos centrales zurdos de Luis Enrique, supuso la continuidad en el lateral derecho de Marcos Llorente, demostró la confianza del técnico en Pablo Sarabia y sostuvo la titularidad como guardameta de Unai Simón.

- MORATA Y LA FALTA DE PEGADA:

España no tiene sólo un problema de gol, pero sí quizá es el más evidente para explicar el porqué del 0-0 con Portugal, con Álvaro Morata en el foco por las cuatro ocasiones que malgastó en el segundo tiempo, porque le faltó la eficacia en sus remates que requiere un aspirante a la Eurocopa 2020. No fue el único fallo. También lo hizo Pablo Sarabia en la más clara de todas.

Todo eso lo concentró España en el segundo tiempo. No fue sencilla la primera ocasión de Morata, un tiro cruzado parado por Rui Patricio, pero sí la segunda, doble, cuando no acertó de verdad en ninguno de los dos remates para dirigirlos a la portería, como también alguna a la que no llegó por centímetros, o el duelo individual en los instantes finales ante el guardameta que él se inventó, con una carrera inalcanzable, aunque su resolución fue al larguero. Un reducido sector del público la tomó con él después. "Lo he visto bien de moral", expuso tras el encuentro Luis Enrique.

"La última acción del partido en la que Morata después de haberse matado presionando, ayudando en cantidad de juego, siendo un incordio constante para los jugadores portugueses, haciendo un trabajo increíble, en el minuto 90 es capaz de hacer una acción a 40 metros, a máxima velocidad, engañar al portero y da en el larguero, es para levantarse, ponerse a aplaudir y dejarse los muñones allí, pero evidentemente yo debo ser el que menos sé de fútbol", defendió el seleccionador español.

- LA PORTERÍA DE UNAI SIMÓN

No ha desvelado Luis Enrique quién será su portero para la Eurocopa 2020. Y lo tiene decidido. Al menos así lo aseguró en la rueda de prensa previa al encuentro contra Portugal. Los indicios apuntan a Unai Simón, por séptima vez seguida como titular -son los siete partidos que ha jugado como internacional-, además cuando surgía en el ambiente la posibilidad de Robert Sánchez, que aún aguarda su debut con la selección. Habría sido este viernes en el tramo final de no ser por las molestias que obligaron al cambio de Laporte.

Mientras, la incógnita de la portería aún persiste. Tampoco la zanja del todo bajo palos Unai Simón, dentro del debate constante que se mueve por fuera de la selección en torno a esa demarcación tan transcendente. "Entiendo que se pueda hablar de la portería. Son cosas que no me preocupan. Intento entrenar bien todos los días y si el 'mister' me pone intento aportar lo mío", expresó tras el partido. Necesita aún crecer, también su defensa, sobre todo en los centros laterales sobre su área que tantos problemas causaron este viernes ante Portugal. Otra titularidad ante Lituania sí parecería definitiva para pensar que él será el elegido en el debut.

"Ha estado bien, más allá de algún error. Pero si analizo el partido de los demás que han estado en el campo también han cometido errores. Es cierto que los errores de los porteros generan complicaciones, pero a mí lo que me gusta especialmente de Unai, además de sus condiciones como portero, es su personalidad, que un posible fallo no le va a condicionar de cara a seguir jugando. Dependemos del portero para generar superioridad. Es lo que les exijo a los porteros y en eso estoy contento", dice Luis Enrique.

- LAPORTE-PAU TORRES Y LA DEFENSA ZURDA

Luis Enrique ha contado a la primera ocasión que ha podido con Aymeric Laporte, al que dio recorrido en el once en el encuentro de este viernes ante Portugal. Lo sumó en el centro de la defensa a Pau Torres, otro futbolista zurdo, para estrenar una nueva zaga como técnico de la selección española, de altura, buen rendimiento, con una capacidad indudable para salir con la pelota jugada de forma determinante y con desplazamiento en largo en uno y otro jugador. En el banquillo aguardaron Eric García y Diego Llorente, que entraron al terreno después.

"Los he visto como esperaba. Los he visto muy bien. No es común ni normal dos centrales zurdos, pero yo he jugado muchos años con dos centrales derechos. Es difícil porque es difícil encontrar dos centrales zurdos de esta calidad y esta planta física. Los he visto excepcional a los dos, dominadores del juego aéreo, del balón en la salida, presionando a los delanteros portugués, que son 'top'_ Los dos ha rozado el sobresaliente. Y contento por ellos", valoró Luis Enrique.

- LLORENTE Y EL DEBATE LATERAL

Marcos Llorente ha jugado de casi todo esta temporada con el Atlético de Madrid, el campeón de la Liga. De delantero, de media punta, de extremo, de carrilero, de medio centro y de interior derecho. Quizá esta última con más constancia, con mejores resultados, con sus doce goles y once asistencias que lo transformaron en el mejor goleador de la última campaña de Liga.

Ha llegado a la selección para jugar de lateral derecho, como solución para Luis Enrique en esa demarcación. De hecho, convenció su partido ahí frente a Portugal. Tiene recorrido, piernas, velocidad, fuerza, conducción...

Son cualidades que lo proponen para jugar de lateral con la soltura que en cualquier otro puesto, pero con la sensación siempre de que pierde presencia en ataque; esos desmarques de ruptura a la espalda de la defensa, desde la posición de interior, que han desbordado a muchas de las defensas en la Liga, o esa capacidad innata que tiene para vincularse con el gol casi en cada tiro. En este curso, promedió un gol cada cuatro tiros a la portería rival.

- LA CONFIANZA EN SARABIA:

En toda la era Luis Enrique, Pablo Sarabia no había jugado ningún partido hasta este viernes, cuando partió desde el once del seleccionador. El técnico confía expresamente en el futbolista del París Saint Germain, al que ubicó en la banda izquierda del ataque, que fue de más a menos en el primer tiempo y que dispuso de una ocasión clarísima en la segunda, pero su remate fallido se fue alto.

"Me ha convencido plenamente, porque ya sabíamos de su nivel, es evidente, pero en este contexto y con la exigencia defensiva que tienen aquí muy alta. Tengo que ver el partido con tranquilidad. Es un chico que está muy atento, que tiene muchas ganas de incorporarse a la selección y nos ha aportado muchas cosas", valoró Luis Enrique.

"Tiene mucha calidad, tiene último pase, tiene gol, ha tenido una muy buena oportunidad y además es un jugador zurdo que domina la derecha. Estoy muy contento con su rendimiento. Eso sí, hay más jugadores en su posición y van a tener que pelear mucho para hacerse con el puesto, cosa que me encanta", expresó el técnico.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente