Kvyat desvela la intrahistoria de su espectacular resalida en Imola

Jonathan Noble
·3 min de lectura

El ruso realizó una brillante resalida después del Safety Car final del GP de Emilia Romagna, aprovechando al máximo sus neumáticos blandos para pasar de la séptima a la cuarta posición en solo media vuelta.

No solo consiguió pasar a Sergio Pérez y Alex Albon en la bajada a la primera chicane, sino que también ejecutó un movimiento decisivo sobre Leclerc en Piratella para pelar por el podio.

Hablando con Motorsport.com sobre los secretos de su resalida, Kvyat dijo que sabía inmediatamente antes de que la carrera se reanudara que no podía dudar en sus movimientos.

"Sabía que tenía un poco de ventaja con el calentamiento sobre esos tíos con neumáticos duros, y que tenía que aprovecharla inmediatamente, de lo contrario ellos calentarían sus neumáticos", explicó el piloto de AlphaTauri.

 

"Así que básicamente traté de conseguir la mejor salida posible de la última curva, y conseguir un buen rebufo. Vi que Sergio estaba dudando un poco sobre dónde ir y luego se fue a la derecha. Dije: 'Bien, tomaré más rebufo del coche de Alex e intentaré ir a la izquierda".

"Esperaba que no hiciera ningún movimiento extraño porque podría ser muy peligroso a esa velocidad. Estuvo muy ajustado y no había mucho espacio, pero me las arreglé para tener una buena frenada en la primera curva."

Después de pasar a Pérez y Albon, Kvyat se dispuso a acercarse y pasar a Leclerc, sabiendo que tenía que tirarse rápidamente si quería aprovechar su ventaja de neumáticos.

Y aunque la curva de alta velocidad de Piratella no es un lugar claro para adelantar, Kvyat dijo que no podía desperdiciar la oportunidad que se le presentó al coger el rebufo del Ferrari en la subida de Tosa.

"A veces hay que inventarse un poco las cosas", dijo sobre el decisivo movimiento ante Leclerc. "Sabía que él [Leclerc] no tenía tanta confianza como yo, porque sus neumáticos estaban más fríos. Y dije: 'Veamos cómo va a reaccionar".

"Tuve una buena entrada a Tosa. Traté de preparar una salida lo más buena posible de allí, y conseguí una buena tracción".

Más artículos de F1:

La F1 no tendrá "casi" público en Bahrein Williams confirma "varios positivos" por COVID-19 tras Imola

"Utilicé un poco de impulso y un buen rebufo. Fue un rebufo muy corto, pero bueno. Y luego traté de frenar un poco más tarde que él. Vi que él frenaba antes que yo y pensé que si dejaba suficiente espacio en el interior, lo conseguiría. Eso es exactamente lo que pasó. Y también, puedes confiar un poco en ciertos pilotos con este tipo de cosas".

El adelantamiento de Kvyat por delante de Leclerc le acerco al Renault de Daniel Ricciardo, que era tercero en ese momento.

Pero sus posibilidades de poner en jaque al Renault disminuyeron, ya que Kvyat necesitó recargar su batería, además de que su rival australiano fue capaz de poner a punto sus neumáticos duros.

"Había usado bastante batería hasta ese momento", dijo Kvyat. "Así que cuando llegué a Daniel, tuve que empezar a cargar un poco más, y hubo un par de vueltas en las que tuve que esperar. Entonces empecé a presionarlo de nuevo, pero se las arregló para calentar sus neumáticos mientras yo sufría con otros chicos"

"El Renault también tiene una buena velocidad en recta y fue muy difícil. Tal vez con más vueltas, podría haber sido posible".

A pesar de que a Kvyat se le acabaron las vueltas para adelantar a Ricciardo y subir al podio, sigue diciendo que su cuarto lugar fue un buen resultado, sobre todo para que AlphaTauri se acerque a Ferrari en el campeonato de Constructores.

"Cuando crucé la meta, no puse mi mano en el aire ni nada de eso, porque todavía estaba bastante concentrado en Daniel y tratando de atraparlo", dijo. "Por supuesto, luego, unos metros después, también pensé en ello y fue una buena carrera. Luego me alegré, por supuesto, con el resultado".

"Miré hacia atrás en mis adelantamientos después de la resalida, y fue una buena sensación".

La historia de Imola con la F1