El regreso de /Bappé/

Yahoo Deportes
La 'm' es muda.
La 'm' es muda.

Kylian Mbappé irrumpió en nuestras vidas en la primavera de 2017, cuando alcanzó con el Mónaco las semifinales de la Champions League. /Bappé/ lo hizo casi un año después: el 6 de marzo de 2018, durante el partido PSG-Real Madrid, vuelta de los octavos de final de la misma competición. Fue ‘trending topic’ pocos minutos después de que Antonio Esteva y Marcos López, narrador y comentarista de aquel duelo en Antena 3, comenzaran a referirse a él con esta innovadora y sincopada denominación.

“Cuando comenté en su día que /Bappé/ iba a ser jugador del PSG, la única objeción por parte del entorno de /Bappé/ fue: ‘Vale, pero no se pronuncia /Embapé/. Es /Bappé/, como tantos apellidos en francés que tienen origen africano”, explicó López, que como se puede apreciar al inicio de la frase forma parte de ese nutrido grupo de comentaristas con tendencia a la autocita. Hasta Paco González tuvo que decirle un día en ‘Tiempo de juego’ que se cortara un poco: “No te reivindiques tanto, Marcos, que estás todo el rato: ‘El otro día escribí, el otro día dije...” En favor de Marcos López debemos decir que aquella automedalla estaba muy bien colgada: nos estaba recordando que él ya había avisado, ojo, de las carencias de la selección de Bielorrusia. Eso no lo ve venir cualquiera.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Pero recordar tus aciertos es sólo la mitad del trabajo. La otra mitad es dar la vuelta a los errores para poder apuntártelos también. Y ahí volvemos a /Bappé/ y su díscola fonética. López retomaba el tema en Twitter el pasado viernes, y hasta se permitía un sarcasmo: “Según ‘Le Monde’, más de uno merece 'la gorra de burro' por decir /Embapé/. Nivel jardín de infancia (parvulitos). Mbappe es [nnn (desconectado) - Bap-pè] ¡Con las risas que os echasteis!”. 

Es un avance: dos años después, hemos pasado de la ‘m’ muda a la ‘n’ desconectada. Todo para no reconocer el error. Lo más gracioso es que ese artículo de ‘Le Monde’, que según López le da la razón, de hecho se la quita: en él podemos leer que el fonema /m/ debe pronunciarse. No lleva ‘e’ delante, pero es una /m/ suave y, por tanto, no es muda. A mí, aunque pueda parecer lo contrario, no me va la vida en este asunto, pero como he participado como el que más del cachondeíto de ‘Bappé’ (y del de ‘Antetocubo’ con Siro López), tampoco voy a dejar que me cuelguen la gorra de burro o me manden a parvulitos sin necesidad, sólo por un clavo ardiendo al que a estas alturas ya ni siquiera hace falta agarrarse.

Hace algunos años, cuando La Libreta de Van Gaal tenía sección en el ‘Radioestadio’ de Onda Cero, reseñé un viejo artículo publicado por Marcos López en Terra, titulado: ‘Xavi, la gran mentira’. No vamos ahora a explayarnos, porque ese clásico del periodismo web español merecería un especial. Como comenté en la radio, aquel artículo fue borrado sólo unos meses después, coincidiendo con la consagración de Xavi como futbolista en la Euro 2008 y el Barça de Guardiola. La semana siguiente -en antena, no estoy desvelando nada- el director del programa, Javier Ares, me hizo saber que Marcos López se había dirigido a él para hablar del tema y negaba ser el responsable del borrado. No seré yo quien lo dude.

En cambio, sí puedo dar fe de un detalle. Se enfrentaban Rusia y la República Checa en la fase de grupos de la Euro 2012. En el minuto 73 sale al campo Pavlyuchenko y Marcos López aprovecha para comentar en Twitter lo torpe que había sido el Tottenham por no hacerle caso: “Les recomendé que ficharan a Falcao [el delantero de moda en aquel momento tras su gran final de la Europa League] y ficharon a Pavlyuchenko”, vino a presumir. Disculpen que no inserte el tuit con las palabras exactas, ya que fue borrado pocos minutos más tarde. Exactamente nueve minutos, los que tardó Pavlyuchenko en marcar el 4-1. No vayamos a dejar que un tuit, un artículo o una ‘m’ muda nos arruinen la reputación.

Otras historias que te pueden interesar:

Otras historias