Mbappé en Madrid, ¡paren las rotativas!

Kylian Mbappé. (Foto: Reuters/Juan Medina)
Kylian Mbappé. (Foto: Reuters/Juan Medina)

Quizá no se hayan enterado de que España ha sido tercera en Eurovisión. Tal vez desconozcan que Carlos Alcaraz tiene sólo 19 años. Pero no me cabe duda de que todos ustedes están al tanto de la visita de Kylian Mbappé a Madrid la semana pasada.

La noticia la adelantó Javi Gómez en Deportes Cope. Puesto que todos los medios compiten por obtener informaciones así, y a ser posible antes que el resto, habrá que dejar constancia del enorme mérito que tiene contarlo el primero. Es un buen ejemplo de que aquello que los medios persiguen no tiene por qué ser relevante.

En esta columna estamos muy lejos de compartir los criterios habituales de nuestros queridos medios deportivos, pero aún más del puritanismo que muchos aficionados exhiben en las redes. ¿Cómo no va a contar la Cope, o quién sea, que Mbappé está en Madrid? ¿Por qué iba a silenciarlo? Otra historia es qué valor concederle, cuántos minutos dedicarle y con qué tono y enfoque. Si Mbappé ha viajado para ultimar su fichaje por el Real Madrid, se interrumpe la programación y se envía un urgente al móvil. Si, en cambio, ha venido para disfrutar con Achraf y otros amigos de la gastronomía y el ocio de la capital, convendremos que la superprimicia se nos desinfla bastante, ¿no?

El contexto lo es todo pero esa noche en ‘El partidazo de Cope’ fueron un tanto ambiguos. Quizá no lo tenían. “No pasa de eso, de que Mbappé está en Madrid pasando unos días de descanso… o sí pasa de eso”, dudaba el director del programa, Juanma Castaño. “¿Qué sabemos si ha venido a testar algo? Si ha venido a ver ‘in situ’ alguna casa [otra más] o… no sé… a percibir cómo es Madrid cuando uno está disfrutando de una comida y de una cena con amigos. Lo que sea pero, desde luego, había que contarlo”.

Había que contarlo y vaya sí se contó: en todos los medios vimos completas cronologías de la breve estancia de Mbappé, su itinerario rotulado sobre mapas del centro de Madrid, imágenes de los locales, del hotel… y por supuesto, del crack fugazmente “cazado” dentro del coche. “Kylian, ¿tienes ganas de jugar en el Madrid? ¡Haznos un gesto!”, le imploró una reportera. Un despliegue informativo, sin duda, digno de mejor causa.