La decisión de los dueños del fútbol mexicano que es una nueva marca a la mediocridad

Yahoo Deportes
(Photo by Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)
(Photo by Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)

La volvieron a hacer. Los directivos del fútbol mexicano tomaron la excusa, y no cualquier excusa, para añadirle más mediocridad al fútbol mexicano.

Lo que arrojaría la Asamblea Ordinaria de dueños de la Liga MX, que se hizo de manera remota o virtual, era algo que muchos medios ya conocíamos. La sorpresa radica en que nunca se imaginó el alcance de las decisiones.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

LEE también | Funes Mori, delantero del Monterrey, da positivo a coronavirus

Apenas el lunes 8 de junio en el programa de ESPN ‘Fútbol Picante’, los analistas discutían sobre la posibilidad de una liguilla con 10 equipos. David Faitelson puso, y con mucha razón, el grito en el cielo ante una decisión que le daría la posibilidad a un décimo lugar de una clasificación general, de ser campeón del torneo Apertura 2020.

La realidad, sorpresiva como siempre, nos demostró una vez más, que quienes manejan el fútbol mexicano sólo se atienden a sí mismos.

La cancelación del torneo Clausura 2020 por la pandemia que todos conocemos fue la mayor razón para darle un “impulso” a la idea de no 10 equipos, sino 12 que peleen una fase final de un campeonato. Personalmente es difícil ver, sin la absurda excusa del coronavirus, una auténtica razón para restarle importancia a una temporada regular e inflar una fase final que de por sí era un motivante a la mediocridad.

Está bien, la liguilla para muchos es una aberración que no respeta lo que un equipo hizo para asumir un liderato final. Se hicieron los cambios pertinentes para “darle” ese valor al líder general de la competencia. Parecía un avance cuando se eliminaron grupos y se tomó la tan “difícil” decisión de que los ocho primeros clasificaran a una liguilla, ya sin repechaje, ni monedas al aire, ni decisiones caprichosas.

(Photo by Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)
(Photo by Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)

El formato es absurdo para una pequeño campeonato de 18 equipos. Los primero cuatro califican a una liguilla final. Desde el quinto hasta el duodécimo puesto, disputarán un repechaje para arrojar los cuatro siguientes que se medirán ante los cuatro primeros. ¿Es necesario todo esto para definir al campeón del torneo?

LEE también | Alejado del fútbol americano, Colin Kaepernick tiene mejor foro para su causa

Este formato no le dará más emoción a un campeonato que necesita con urgencia dar trazas de ser planeado y más de realizarse. Será el primer torneo jugado de manera inédita: estadios vacíos, suspensión de celebraciones de los goles, constantes pruebas clínicas, el fútbol como pocos lo imaginaron; con 12 equipos, eso sí, nunca lo imaginamos.

Los dueños de los equipos aprovechan como cualquier político los momentos de distracción para hacer decretos, cambios y tomar decisiones que sólo convienen a unos cuantos. El pensar que un duodécimo lugar de una tabla general pueda coronarse campeón de un torneo corto solo refleja el mediocre imaginario de los dueños del balón en México.

Temas realmente relevantes y que hacen que los ojos de la FIFA volteen a ver al fútbol mexicano, ni siquiera se contemplaron: la multipropiedad y la falta de un descenso/ascenso como debiera ser.

Confirmado al cien por ciento, que verdaderamente solo somos simples espectadores.

Otras historias