La importancia de que el Real Madrid fiche a Neymar

Yahoo Deportes

Que el fútbol es un estado de ánimo, frase célebre donde las haya en el deporte rey, se ha podido comprobar mejor que nunca en esta pretemporada. El aficionado al Real Madrid vive en un estado constante de cabreo no solo por los malos partidos de preparación de su equipo, sino por la gestión que se ha hecho de la plantilla.

Y ese estado de ánimo mencionado con el que se va a iniciar la Liga, que recordemos que para los blancos será este sábado con una complicada visita a Balaídos, solo se puede revertir de una manera: con un fichaje gordo, muy gordo. Es decir, con la llegada de Neymar.

El Madrid está jugando ya esta semana un encuentro crucial, fuera de los terrenos de juego. El golpe moral que supondría ver como el Barça, en el mismo verano, ficha a Griezmann y a Neymar sería brutal, devastador. No hablamos solo del impacto futbolístico, nos referimos al mazazo psicológico que tendría en una afición absolutamente desilusionada cuando aún ni siquiera ha comenzado la temporada.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio
Neymar, en un partido de la temporada pasada con el PSG (REUTERS/Regis Duvignau)
Neymar, en un partido de la temporada pasada con el PSG (REUTERS/Regis Duvignau)

Neymar ahora mismo para la gran mayoría del madridismo supondría empezar a creer, ver que es posible plantar cara al Barça y al resto de gigantes europeos. Y sin él, por mucho que pueda crecer la figura de Hazard, suena a prácticamente imposible. Se esperaba una revolución, y el previsible once para el choque en Vigo serán los ya referidos 'once cabrones de siempre' con la única excepción del belga. Es decir, prácticamente todos los protagonistas de la bochornosa campaña pasada. Porque lo que se ha hecho ha sido echar a suplentes y mantener a las vacas sagradas.

Nadie dice que fichar a Neymar sea sencillo para el Real Madrid, pero Florentino sí debe darse cuenta de que si no quiere tirar una temporada casi antes de que empiece, la clave es inyectar ilusión a un proyecto que da la sensación de nacer muerto. Y con ilusión, hablamos de un megacrack mundial. Siendo Mbappé imposible, el brasileño daría ese empujón necesario tanto por fútbol, que lo tiene y mucho, como por lo que supondría ese golpe psicológico de quitárselo al Barça.

PD: Adjunto un tuit para los que piensan que Neymar está de capa caída, que en el PSG no ha rendido como se esperaba. Sus números hablan por él mismo.

También te puede interesar:

Los mismos “11 cabrones” y la responsabilidad de Zidane

Échalos a todos, Zidane

Reventar el mercado, una obligación para el Real Madrid

Otras historias