La increíble recuperación de Kvitová tras ser acuchillada en diciembre

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
La checa Petra Kvitova tras vencer a la hispano-venezolana Garbiñe Muguruza, en la cuarta ronda del US Open, el domingo 3 de septiembre de 2017. (AP Foto/Kathy Willens)
La checa Petra Kvitova tras vencer a la hispano-venezolana Garbiñe Muguruza, en la cuarta ronda del US Open, el domingo 3 de septiembre de 2017. (AP Foto/Kathy Willens)

Se dice a menudo que los deportistas son gente hecha de otra pasta, con cualidades físicas que van mucho más allá de las de los humanos corrientes. Esto no se refiere solamente al talento para practicar la actividad en la que destaquen, sino a otros factores igualmente extraordinarios, como la capacidad para superar lesiones. El último ejemplo, uno de los más impresionantes que hemos visto, nos lo ha dado la tenista Petra Kvitová.

A sus 27 años, la checa, dos veces campeona de Wimbledon, ocupa hoy el puesto 15º en la clasificación mundial. Pero hace poco su vida era bien distinta. El 20 de diciembre de 2016 un asaltante irrumpió en su casa de Prostějov, al este de su país, y la hirió con un cuchillo tras robar 200 euros.

Como consecuencia del ataque, Kvitová sufrió graves cortes en los dedos de la mano izquierda, algo especialmente grave en su caso ya que es zurda. Tan mal le quedó que había riesgo real de que su brillante carrera acabara ahí. Sin embargo, Petra tiró de fuerza de voluntad y fue capaz de afrontar una recuperación asombrosa.

Las imágenes dejan claro lo impresionante de su caso. La foto de la izquierda es la mano de Kvitová en el hospital nada más sufrir la agresión, hace nueve meses. A la derecha podemos ver cómo se encuentra ahora que termina en verano. Su extremidad vuelve a ser totalmente funcional y, de hecho, ella está compitiendo al máximo nivel, hasta el punto de que ha sido una de las favoritas en el torneo neoyorquino, donde ha caído finalmente contra Venus Williams.

Este caso recuerda al de otra tenista legendaria, la yugoslava nacionalizada estadounidense Monica Seles, quien también sufrió en 1993 un ataque con un cuchillo; aquella vez se trató de un admirador obsesivo de Steffi Graf, una de sus rivales, que se lanzó a por ella en pleno partido y la apuñaló en la espalda. Seles tenía solo 19 años, aunque ya había acumulado hasta nueve títulos de Grand Slam; pudo recuperarse físicamente, pero no mentalmente, y su juego nunca volvió a ser el mismo. No obstante, los psicólogos creen que, afortunadamente, Kvitová sí podrá volver a su nivel anterior.

También te puede interesar:

Se cae a mitad de carrera, se lesiona los dos hombros y consigue terminar

Un programa de entrenamiento militar transformó a Dominic Thiem en estrella del tenis

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente