La injusticia que sufrió un estudiante puertorriqueño en EEUU al comprar una medicina para la tos

La ignorancia, el racismo y la prepotencia son elementos que podrían describir el trato que un joven estudiante de ingeniería sufrió de parte de empleados de una tienda CVS en West Lafayette, Indiana.

José Guzmán Payano es un estudiante de ingeniería, originario de Puerto Rico, que es alumno de la Universidad Purdue, ubicada al noroeste de Indianapolis. El pasado 25 de octubre, él acudió a una farmacia de la cadena CVS cercana al campus de su universidad para comprar un medicamento contra el resfriado. Eligió uno que no requiere receta médica pero empleados de esa tienda se negaron a vendérselo alegando que la licencia de conducir puertorriqueña del estudiante no cumplía con los requisitos que esa empresa exige de las identificaciones. Incluso lo interrogaron impropiamente sobre su estatus migratorio.

José Guzmán Payano, estudiante de ingeniería en la Universidad Purdue y originario de Puerto Rico. (Captura de video / WTHR)
José Guzmán Payano, estudiante de ingeniería en la Universidad Purdue y originario de Puerto Rico. (Captura de video / WTHR)
Desplázate para ir al contenido
Anuncio

“¿Qué hizo que ese empleado le preguntara sobre su visa? ¿Fue su acento? ¿Fue su color de piel? ¿Fue la bandera de Puerto Rico en la licencia? Sea lo que sea que haya desatado la discriminación contra mi hijo es un ejemplo exacto de lo que está mal hoy en los Estados Unidos de América”, clamó la madre del joven al respecto.

De acuerdo a la televisora local WTHR, una empleada de ese CVS le dijo a Guzmán Payano que para venderle ese producto necesitaba que él le mostrara una “licencia expedida en Estados Unidos, Canadá o México”.

La licencia que el joven le mostró era justo eso, una licencia estadounidense válida en tanto que Puerto Rico es un territorio de Estados Unidos, y sus habitantes son ciudadanos estadounidenses. De acuerdo a un post que la madre del joven, Arlene Payano Burgos, publicó en Facebook, la empleada incluso interrogó al estudiante sobre su estatus migratorio luego de rechazar la licencia purtorriqueña que él le mostró.

Guzmán Payano entonces le explicó, sin estar obligado a hacerlo, que él es ciudadano estadounidense, pero aunque la licencia emitida en Puerto Rico es perfectamente válida y aceptada en Estados Unidos como la de cualquier estado, la empleada se negó a aceptarla. Como necesitaba comprar el medicamento contra el resfriado, el joven incluso le mostró a la empleada su pasaporte estadounidense, documento que tampoco fue aceptado por la empleada. Ella se negó categóricamente a venderle el medicamento.

En Estados Unidos, la copra de ciertos medicamentos contra el resfriado y la gripe no requieren receta médica, pero sí de una identificación del comprador para asegurarse de que no se trata de un menor de edad. El mal uso de ese tipo de medicamentos (que incluso pueden generar adicciones) es la razón válida para solicitar identificación a los compradores.

Pero en el caso de Guzmán Payano no habría razón –más allá de la ignorancia, el racismo o la prepotencia, o todo junto– para que se le negara ese producto en el citado CVS, por ser su licencia, y desde luego su pasaporte, formas de identificación plenamente válidas.

Pero, por añadidura, el asunto o acabó allí. Un gerente acudió al lugar y le repitió la misma cuestión: que su identificación puertorriqueña no era válida, pese a ser un documento emitido y aceptado en Estados Unidos.

Ante el rechazo tajante, Guzmán Payano les pidió a la empleada y al gerente sus nombres, que ellos se negaron a revelar, y tuvo que irse de la tienda sin el medicamento que necesitaba.

Cuando el joven le contó a su madre, que vive en Puerto Rico, del incidente ella lo relató en Facebook, en un post que se ha vuelto viral con más de 11,000 ‘shares’, y se abocó a investigar más a fondo. Llamó a la citada tienda CVS y, al no estar el gerente presente, acabó hablando con la misma empleada que rechazó la licencia de su hijo.

Tras discutir al respecto, y luego de que Payano Burgos le dijo que Puerto Rico es parte de Estados Unidos y por ende la licencia de su hijo es válida en el país, la empleada le clarificó que la política de CVS “específicamente requiere que los empleado no acepten licencias de conducir de Puerto Rico”, relató la WTHR.

José Guzmán Payano muestra su licencia de conducir expedida en Puerto Rico, una identificación estadounidense válida. (Captura de video / WTHR)
José Guzmán Payano muestra su licencia de conducir expedida en Puerto Rico, una identificación estadounidense válida. (Captura de video / WTHR)

La indignación de la madre fue enorme y ella consideró que lo que su hijo sufrió “no es diferente a lo que muchas otras familias han enfrentado desde que Trump asumió el poder y es completamente inaceptable”. Ella se refiere a redadas de ICE y al “racismo rampante” directa y “desgraciadamente impulsado por el presidente Trump”.

CVS se demoró nueve días en contactar al joven estudiante y al final le pidieron una disculpa. En un comunicado, CVS explicó que “está comprometida en asegurar que todo cliente recibe un trato cortés y sobresaliente en nuestras tiendas. Le pedimos una sincera disculpa a nuestro cliente en West Lafayette por su reciente experiencia en una de nuestras tiendas. Nosotros, en realidad, reconocemos las licencias de conducir de Puerto Rico como formas de identificación estadounidenses válidas. Estamos reaplicando entre nuestros empleados los procedimientos correctos a seguir cuando se requiere una identificación por ley para la venta de ciertos medicamentos…”.

El joven, en todo caso, dijo a la citada televisora que “Hay una falta de educación, especialmente aquí en los Estados Unidos, sobre cómo Puerto Rico se volvió parte de Estados Unidos, Algunas personas ni siquiera saben dónde se ubica Puerto Rico”.

En cambio, de acuerdo al periódico Journal & Courier, luego de que no pudo comprar el medicamento en ese CVS, un amigo lo llevó a otra tienda, de una cadena distinta. Allí también le pidieron una identificación, él les mostró su licencia puertorriqueña, que le fue aceptada sin problema, y pudo comprar la medicina que necesitaba.

Empero, como señaló la madre del joven y confirma él mismo, incidentes como el que sufrió en el CVS no son infrecuentes. “Yo cargo conmigo mi pasaporte en mi mochila por cosas como éstas”, dijo Guzmán Payano a la WTHR. Casos como este son muestra de una hostilidad hacia los latinos en Estados Unidos que existe de modo subyacente, exacerbada ciertamente en los últimos años.

Además de la injusticia y el abuso inherentes a lo que sufrió Guzmán Payano, todo ello es una muestra la falta de aprecio, ruda e injustificada, que muchos en Estados Unidos tienen hacia los puertorriqueños (que son ciudadanos estadounidenses en toda la línea), y el estado mental de persecución contra el diferente que sufren muchos latinos e inmigrantes.

Educación y acción son necesarias para comenzar a neutralizarlo, y en ese sentido la denuncia que Payano Burgos hizo del abuso sufrido por su hijo es un paso meritorio.

Otras historias