La donación de 85,000 dólares que le cambió la vida a un vendedor de tamales de 94 años

Jesús Del Toro
·4 min de lectura

La vida de José Villa Ochoa se transformó por completo gracias a un encuentro, fortuito pero trascendental, que resolvió auspiciosamente una situación de dificultad económica a una edad muy avanzada gracias a una singular acción de solidaridad y compasión.

José Villa Ochoa, conocido como Don Joel, cuando vendía tamales en las calles de Santa Ana, California. (Instagram/Kenia Barragán)
José Villa Ochoa, conocido como Don Joel, cuando vendía tamales en las calles de Santa Ana, California. (Instagram/Kenia Barragán)

Villa, también conocido como Don Joel, tiene 94 años, no puede caminar y requiere de una silla de ruedas para desplazarse. En un afán de ganar algo de dinero, aparentemente con la convicción de no ser una carga para su hija, Don Joel vendía tamales en las calles de Santa Ana, California, donde reside.

Lo ha hecho durante ocho años pero al parecer recientemente no le iba muy bien en la venta y, en realidad, el hombre despachaba los tamales para una mujer que le daba una comisión. Su ingreso era mínimo.

Don Joel, un inmigrante originario de Acapulco, México, decidió hace unos días colocarse frente a un banco en Santa Ana para vender sus tamales y fue allí cuando conoció a Kenia Barragán, de 28 años.

Ella narró su encuentro en un post de Instagram que se volvió viral. Contó que llegó al banco “y noté a este hombre. Estaba vendiendo tamales, así que me le acerqué y le di el efectivo que tenía y le dije que guardara los tamales para alguien más. Comencé a platicar con él y me dijo que porque es viejo nadie lo contratará y por ello vende tamales para una mujer, que le da algo de dinero al final del día. Se llama Joel, tiene 94 años y usa una silla de ruedas para desplazarse. Con dificultad tiene dinero para comprar su café y pan en la mañana para comer, y no tiene dinero para pagar un teléfono, menos aún para sus medicinas”.

Barragán decidió, entonces, hacer algo por Don Joel. “Le di mi número de teléfono y le dije que me llamara si necesitaba algo. Esto me rompe el corazón. Si alguien quiere ayudarle, por favor contáctenme”, contó en Instagram.

Un poco después, la joven le dio al anciano 50 dólares que otra persona le donó y ella le regaló una torta ahogada para comer.

El asunto no terminó allí.

Para ayudar más a Don Joel, Barragán comenzó una campaña de recaudación de fondos en GoFundMe que tuvo un resultado espectacular. Una sola donación, de acuerdo al relato de NBC News, fue de 5,000 dólares y en total se recaudaron 85,535 dólares.

La gente “me está ofreciendo tanto además de su dinero. Quiero llorar, porque me siento mal de que ellos me lo estén dando”, dijo él con modestia.

Por lo pronto, él ya tiene una nueva silla de ruedas que reemplaza a la vieja y oxidada que tenía. Y existe el plan de comprarle una silla motorizada para facilitarle el desplazamiento.

En un nuevo post de Instagram, Barragán acudió a casa de Don Joel y se formalizó la entrega del dinero, que quedó en custodia de la hija del hombre, quien además estrenó zapatos nuevos y, al poco, renovó su vestuario en una sesión de compras.

El dinero le permitirá a Don Joel vivir sin apuro en adelante y tendrá suficiente para sus medicamentos, sus necesidades en general y para contemplar con serenidad su futuro. Es de suponer que no volverá a vender tamales en la calle, al menos no por necesidad.

“Yo le agradezco a la gente que ha hecho esto y espero que todos estén bien”, dijo Don Joel según NBC News.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:

La fiesta XV Años de una joven mexicana que no ocurrió por culpa de la pandemia... pero así lo resolvió su familia

El viejo billete reunió a una sobreviviente del Holocausto con familiares del soldado que ayudó a liberarla en 1945

EN VIDEO | El nacimiento en México de los cacahuates japoneses y la historia de espías que esconde