La insensible frase de la secretaria de AMLO que indigna a quienes perdieron a alguien en la pandemia

Enrique Pérez Quintana
·4 min de lectura
FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM
FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM

Por haber sido contagiado con el covid-19, el presidente López Obrador tuvo que entrar en cuarentena y ser atendido por médicos especialistas para que recuperara la salud. Siendo quien detenta el poder político en México, su salud es de interés público, por lo que día a día, durante una semana, se preguntó sobre su estado de salud, respondieron sus colaboradores con generalidades y con ello relegaron a los médicos que tendrían que haber dado un parte médico diario, pero no fue así y la consecuencia fue el surgimiento de rumores que referían un estado crítico en la salud del presidente López Obrador.

Cuando los rumores crecían y empezaban a invadir los espacios en los medios, el presidente salió a atajarlos en los pasillos de Palacio Nacional, caminando, hablando, sonriendo para decir que estaba bien de salud, en cuarentena y mejorando, que la economía se recupera, lo mismo que los empleos perdidos por causa de la pandemia, señaló que los tiempos son alentadores y entonces dijo la frase: “Es cosa de no rendirnos, como decía un beisbolista célebre: ‘no se puede vencer a quien no sabe rendirse’. No se puede vencer a los que no nos rendimos”.

La frase con la que el presidente remató su reaparición para detener los rumores que generó su ausencia, fue celebrada por Luisa Alcalde, secretaria del Trabajo, quien en su cuenta de Twitter publicó el siguiente texto: “Ayer el Presidente recuperó una frase del beisbolista Babe Ruth que aplica perfectamente para él mismo enfrentando el covid y también para el pueblo de México: “no se puede vencer a quien no sabe rendirse”.

El texto de la secretaria Alcalde generó controversia en redes sociales, al ser interpretado como adverso para los 159,100 fallecidos, porque significaría que murieron porque se rindieron, cuando la realidad que los llevó perder la vida se debe a las insuficiencias y limitaciones del Sistema Nacional de Salud, desmantelado desde 2019, para crear el Instituto Nacional para el Bienestar y por los recortes presupuestales a los que fue sometido el sector, con el argumento de la austeridad.

Desde luego que es positivo que López Obrador recupere su salud, pero no es posible comparar su experiencia, los cuidados y atención de calidad que recibió, similares a los de su amigo Donald Trump, con el peregrinar y penuria que han sufrido miles, que han tenido que suplicar por un lugar en algún hospital público o dejaron en el camino su patrimonio, empeñando hasta la camisa para ser atendidos en algún hospital privado.

El elogio de la secretaria Luisa Alcalde se inscribe en el catálogo de elogios que se expresan desde la servidumbre que reconoce que, lo que tiene y lo que es, se lo debe a quien la encumbró. Equivale a reconocer fortalezas sobrenaturales y sabiduría sin límites. Recuerda la anécdota cuando el presidente López Mateos preguntó “Qué hora es” y le respondieron “La que usted diga señor presidente”.

Las redes sociales son un instrumento real que por primera ocasión permite conocer la diversidad de opiniones de quienes participan en ellas. Ahí se manifiestan los puntos de vista de los que apoyan al régimen de gobierno, pero también está el juicio de sus críticos.

La secretaria Luisa Alcalde y su elogio a López Obrador recibió diversas críticas, estas son algunas:

Franz Kafka Marquez: “Para él sí, que ha recibido los cuidados y tratamientos necesarios, pero hay gente que no logra tener atención médica, que murió por no tener los recursos necesarios, se lo digo como ciudadano, sin partido ni ideología, lo digo con el dolor de muchas familias mexicanas”.

Oical.racsO.gnl: “Sí, sí, muy bonito. ¿los que se murieron es porque se rindieron, eso es lo que le dicen a los que no tienen el mismo acceso a salud que tienen los que están en el poder?”

Ricardo TM: “Clara muestra del rastrerismo, inmadurez, insensibilidad y nula empatía con la gente necesitada, de una despreciable “funcionaria” que sin ningún mérito o esfuerzo lo tiene todo, y solo reacciona como “buena hijita de papi” en su cómodo entorno.”

Para el gobierno de la 4T las prioridades están claras y se reflejan en los recursos que destina a los proyectos del presidente, el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto de Santa Lucia. No existe en el Presupuesto de Egresos de la Federación una partida presupuestal para atender la pandemia ni para comprar vacunas. No se les ocurrió.

Los 159,100 muertos de los López deberían estar vivos, pero de manera irresponsable se murieron. Dice la 4T.

También te puede interesar:

EN VIDEO | Peligrosa cacería y persecución contra un tráiler en calles de la Ciudad de México