La OMS advierte que estos 13 países podrían ser los próximos focos del coronavirus

Yahoo Noticias

A medida que siguen apareciendo nuevos brotes de coronavirus en países de todo el mundo, las preocupaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por un continente en particular continúan creciendo.

Aunque hasta el momento solo tiene 15 casos confirmados, la OMS destaca que África, con una población de 1 200 millones de personas, es un área donde el coronavirus podría difundirse rápidamente debido a que algunas zonas no cuentan con los sistemas de salud adecuados.

El continente se está preparando frenéticamente para que se produzca un brote y diseña planes para mitigar sus efectos.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Se están facilitando laboratorios de pruebas, preparando instalaciones de cuarentena y tratamiento hospitalario para pacientes, y se han emitido avisos de salud pública.

Se han confirmado ocho casos en Argelia, dos en Egipto, uno en Túnez, uno en Nigeria, dos en Senegal y uno en Marruecos.

Sin embargo, solo dos de esas naciones se encuentran en la lista de los 13 países que la OMS ha identificado como zonas en riesgo de convertirse en focos de la enfermedad, una cifra que representa casi la cuarta parte de los países del continente.

Pasajeros en Etiopía, preparándose para volar a la importante ciudad china de Cantón, en el sur de la nación. Fuente: Getty
Pasajeros en Etiopía, preparándose para volar a la importante ciudad china de Cantón, en el sur de la nación. Fuente: Getty

La OMS ha confeccionado esa lista basándose en el volumen de tráfico entre China y los débiles sistemas de vigilancia y tratamiento sanitario de esos países.

Los países que se encuentran en la lista son: Argelia, Angola, Costa de Marfil, la República Democrática del Congo, Etiopía, Ghana, Kenia, Mauricio, Nigeria, Sudáfrica, Tanzania, Uganda y Zambia.

“Es fundamental que estos países refuercen su preparación y, en particular, establezcan mecanismos efectivos de detección en los aeropuertos y otros puntos de entrada importantes para garantizar la rápida detección de los primeros casos”, dijo el mes pasado el Director Regional de la OMS en África, el doctor Matshidiso Moeti.

Ahora África subsahariana se encuentra amenazada

El viernes, Nigeria se convirtió en el primer país de África subsahariana en confirmar un caso, cuando un ciudadano italiano que llegó de Milán en un viaje de negocios enfermó después de llegar a Lagos, la ciudad más grande de Nigeria en la que habitan 20 millones de personas.

El caso de Nigeria aumentó la preocupación de que el virus se propague a países con sistemas de salud más débiles.

Los funcionarios de la OMS en África, donde algunos países ya están luchando contra diferentes brotes, desde el ébola hasta la malaria y el sarampión, han advertido que los sistemas de salud del continente podrían saturarse.

Un hombre con una mascarilla fuera del hospital de Yaba continental en Nigeria, donde un ciudadano italiano está siendo tratado por coronavirus. Fuente: AP
Un hombre con una mascarilla fuera del hospital de Yaba continental en Nigeria, donde un ciudadano italiano está siendo tratado por coronavirus. Fuente: AP

El nuevo virus, detectado por primera vez en China, ha infectado a más de 90 000 personas en todo el mundo y ha causado más de 3 000 muertes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de África se apresuraron a capacitar a sus 54 países miembros para realizar la prueba del virus.

A principios de febrero, solo dos países africanos tenían la capacidad para realizar pruebas, aunque ahora superan las dos docenas.

La mayoría de las aerolíneas africanas han suspendido sus vuelos directos a China y los países activaron medidas de vigilancia y cuarentena.

Los vuelos regulares a China continúan

Sin embargo, Etiopía, uno de los centros de tráfico aéreo más grandes de África, ha mantenido vuelos regulares a China.

El lunes, Ethiopian Airlines dijo que ha continuado operando 35 vuelos a la semana a las ciudades chinas de Beijing, Shanghái, Cantón y Chengdú, así como a Hong Kong.

Desde el 24 de enero, más de 220 000 pasajeros han ingresado a Etiopía a través del aeropuerto principal de Adís Abeba y han pasado por exámenes, según un comunicado que el Ministerio de Salud de Etiopía emitió el lunes.

Más de 5 400 de esos viajeros eran de países que han informado casos de COVID-19. A veinte viajeros con síntomas les hicieron pruebas para el nuevo virus y todos dieron negativo. Los funcionarios de salud están monitoreando a 875 viajeros, incluidos aquellos con un historial de viajes a China, Corea del Sur, Japón, Irán e Italia.

Un área de cuarentena establecida en el aeropuerto de El Cairo el mes pasado. Desde entonces se ha confirmado un caso de coronavirus en el país. Fuente: Getty
Un área de cuarentena establecida en el aeropuerto de El Cairo el mes pasado. Desde entonces se ha confirmado un caso de coronavirus en el país. Fuente: Getty

Muchos países africanos tienen experiencia en intentar prevenir la propagación del devastador brote de ébola en África occidental, que terminó en 2016.

Los expertos mundiales en salud lo señalan como un signo de preparación en este brote. Los CDC de África se crearon como respuesta al brote de ébola, y muchos países pusieron en marcha institutos de salud pública.

Con el nuevo caso de virus anunciado en Nigeria, el país más poblado de África con 190 millones de personas y numerosos enlaces aéreos por todo el continente y más allá, otras naciones advirtieron de una posible propagación.

Aun así, la OMS ha dicho que el 80 % de las personas que contraen el nuevo virus solo experimentarán síntomas leves. La tasa de mortalidad es de aproximadamente el 2 % y la enfermedad parece ser más grave en personas mayores de 60 años con problemas de salud subyacentes como diabetes e hipertensión.

Hasta el momento no hay casos confirmados del virus en África Oriental, donde en los últimos días las autoridades han intentado redoblar sus esfuerzos de preparación a medida que el número de muertes por el virus va aumentando en todo el mundo.

Los gobiernos regionales, que dependen en gran medida de los lazos comerciales y de negocios con China, están debatiendo si tomar medidas que controlen la propagación del virus pero que puedan dañar sus economías.

Uganda teme que el brote sea inminente

Uganda está monitoreando a cuatro pacientes aislados durante el fin de semana después de llegar al país de África Oriental. Los cuatro, cuyas nacionalidades no han sido reveladas, se encuentran en una sala de aislamiento en un hospital cerca del aeropuerto internacional de Entebbe, a unos 45 kilómetros al sur de Kampala, la capital de más de 2 millones de habitantes, según Emmanuel Ainebyoona, portavoz del Ministerio de Salud de Uganda.

Más de 6 000 ciudadanos chinos trabajan en Uganda, muchos de ellos empleados por empresas constructoras chinas contratadas para poner en marcha proyectos de infraestructura como diques y carreteras.

Otros dirigen negocios propios, incluso en el sector de la manufactura y el comercio. Un portavoz de la agencia del gobierno de Uganda a cargo de las carreteras dijo a la prensa local durante el fin de semana que el brote había “frenado” las obras públicas ya que los trabajadores están en cuarentena o permanecen en China.

El Ministerio de Salud de Uganda está instando a las personas a “evitar el apretón de manos y los abrazos en todo momento”. La directiva recuerda los esfuerzos que hizo el país en el pasado para combatir los brotes de ébola, un virus mucho más mortal que puso a prueba los sistemas de salud en África porque requiere fuertes sistemas de vigilancia para detectarlo, el aislamiento de contactos para contener la propagación y la cooperación de las comunidades locales para adoptar medidas de prevención.

Otros países africanos están tomando medidas similares.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ordenó el viernes que se complete una instalación nacional de aislamiento y tratamiento dentro de una semana.

El Tribunal Superior del país dictaminó el mismo día que los 239 pasajeros que llegaron recientemente en un vuelo de China Southern Airlines deben ser encontrados y puestos en cuarentena en una instalación militar hasta que se declaren libres del virus. El tribunal también suspendió todos los vuelos desde China durante 10 días.

Sudáfrica, cuyo gobierno está programado para evacuar a 151 ciudadanos de la ciudad china de Wuhan, ha dicho que dos personas que habían estado trabajando en el crucero Princess Diamond tienen el virus y se quedarán en Japón para recibir tratamiento.

El Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica dijo el lunes que ha examinado a 160 personas para detectar el nuevo virus y todas han resultado negativas.

Angola anunció el lunes que está prohibiendo la entrada a personas que lleguen directamente de China, Corea del Sur, Irán, Italia, Nigeria, Egipto y Argelia.

Tom Flanagan


Otras historias