La primera mujer en la NFL podría ser una campeona del mundo de fútbol

Yahoo Deportes
Carli Lloyd con el trofeo de campeona. Foto: Naomi Baker - FIFA/FIFA via Getty Images.
Carli Lloyd con el trofeo de campeona. Foto: Naomi Baker - FIFA/FIFA via Getty Images.

En buena parte del mundo, cuando hablamos de fútbol, o de la palabra original en inglés football, nos referimos a ese deporte extremadamente popular en el que se usa un balón redondo que se golpea con los pies para introducirlo en porterías y en el que el Atlético de Madrid es el líder actual de la competición en España. Otros rincones del planeta, sin embargo, lo entienden de manera diferente. En los Estados Unidos, por ejemplo, nuestro balompié se llama soccer; para ellos el football se practica con una pelota ovalada que se puede chutar, pero también lanzar con las manos.

En la vieja Europa, y en la mayor parte de América Latina, nos resulta difícil entender este juego que tanto apasiona a los yanquis. Allá ellos con sus cosas; su propio mercado es más que suficiente para que la NFL, la liga más importante de este fútbol americano, sea uno de los acontecimientos deportivos que, en términos absolutos, mueven más público y dinero.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Por supuesto, la NFL ha sido siempre un coto cerrado de hombres. No es de extrañar, puesto que para desarrollar la velocidad necesaria y aguantar los tremendos golpes que un jugador puede llevarse durante un partido se requieren características físicas que, por pura genética, se dan más en el sexo masculino que en el femenino. Pero la situación podría cambiar pronto gracias a Carli Lloyd.

Esta mujer, de 37 años, es futbolista profesional, pero en el sentido hispanohablante del término. Se dedica al soccer, que, como es sabido, sí que tiene mucho tirón en Norteamérica en categoría femenina; no en vano las Stars and Stripes son una selección nacional potentísima que ha ganado el campeonato del mundo en hasta cuatro ocasiones, la última este mismo verano. Por supuesto, ahi estaba Lloyd vistiendo el número 10. De hecho, la centrocampista es una de las más grandes de todos los tiempos: lleva en la plantilla desde 2005, ha jugado casi 300 partidos y supera el centenar de goles marcados para su país.

Aun así, ¿qué podría pintar Lloyd, una mujer que además se dedica a otro deporte, en plena NFL? Para entenderlo hay que ver este vídeo que ella misma compartió en su cuenta de Twitter:

Lloyd, natural del estado de Nueva Jersey pero de una localidad a apenas 20 minutos de Filadelfia, siempre ha sido seguidora de los Eagles, el equipo de football de la ciudad más grande de Pensilvania. Por eso, hace unos días quiso acercarse al entrenamiento, y siendo como es una celebridad, no le pusieron ninguna pega no solo para dejarla pasar, sino incluso para probar a patear. Lo que se ve en la grabación es a la deportista consiguiendo meter entre palos un balón desde una distancia de 55 yardas (unos 50 metros), un logro al alcance de más bien pocos footballers profesionales, hombres incluidos.

Y eso sin entrenamiento previo especializado, simplemente aprovechando sus dotes como futbolista. De ahí que haya quien se esté planteando incorporarla al equipo dándole el puesto específico de “pateadora”, o kicker en inglés. En fútbol americano, el jugador que ocupa este rol es el encargado de chutar un balón que está fijo en el suelo de forma que pase entre los palos que están en la línea de fondo, e intentar anotar así un field goal. Es una jugada que se produce pocas veces, puesto que solo vale tres puntos en lugar de los seis que se consiguen con un touchdown (llevar el balón detrás de la línea de fondo del equipo rival), con la salvedad de que precisamente cuando hay un touchdown el mismo equipo tiene ocasión de tirar un field goal para sumar un punto extra.

Por ser poco habitual y por su dificultad (hay que tener fuerza, puesto que se suele chutar desde bastante lejos, de 25 metros para arriba, además de la precisión suficiente para acertar entre palos), se trata de un rol muy especializado. De hecho, muchos de los jugadores extranjeros que han llegado a competir en la NFL lo han hecho en este puesto, porque precisamente venían de “nuestro” fútbol. Y el talento de Lloyd no ha pasado desapercibido.

Ella se deja querer: “Fue una locura, yo entonces me reí, pero creo que esto podría ser una oportunidad. Muchas personas están empezando a pensar que en algún momento habrá una mujer en la NFL”, dijo en declaraciones recogidas por El País. Es más: se sabe que llegó a recibir hasta dos ofertas para participar en partidos de pretemporada (la campaña se inaugura este jueves 5 con el encuentro entre Chicago Bears y Green Bay Packers), aunque no ha trascendido qué equipos le hicieron las propuestas... y en todo caso las tuvo que rechazar porque le ha coincidido con un compromiso con la selección femenina de fútbol: un amistoso en el que vencieron 4-0 a Portugal, con un gol suyo, y disputado precisamente en Filadelfia. Pero para más adelante las puertas siguen abiertas.

Si la idea sigue adelante y acaba jugando algún partido, rompería una barrera al convertirse en la primera mujer en toda la historia que disputara un partido en la NFL; hasta ahora había habido algunas en ligas juveniles y en competiciones menos importantes, pero jamás al más alto nivel. No obstante, no todo el mundo cree que sea buena idea. Keenan Allen, wide receiver de los Chargers de Los Ángeles, lo expresó claramente: “Suena dulce hasta que alguien bloquea la patada y de repente ella se encuentre en defensa. Sería como la escena de la estampida en El Rey León”, tuiteó en referencia a las dimensiones de los hombres que juegan al fútbol americano, a menudo cercanas a los dos metros y más de 100 kilos de peso, en comparación con el 1,73 y los 62 kilos de Lloyd. Porque teniendo en cuenta las cantidades ingentes de dinero que se mueven en el football y el carácter hipercompetitivo de los practicantes, no parece que en una situación de ese tipo nadie fuera a frenarse por alguna especie de galantería o caballerosidad mal entendida. ¿Se atrevería Carli a afrontar ese riesgo?

También te puede interesar:

Por qué en España no nos interesa el fútbol americano

“No es la Casa Blanca, pero pasad”: el mensaje controvertido de felicitación de los Simpson a la selección estadounidense

Otras historias