La resaca que deja los clásicos: un Real Madrid mediocre y muchos señalados

Yahoo Deportes

Cero goles en 180 minutos en dos partidos con el Barça en el Bernabéu es la mejor forma de definir a este Real Madrid. Un equipo ramplón, al que la tercera plaza en la Liga a 12 puntos del líder le retrata y que deja señalados a muchos de sus integrantes.

Fuera de la Copa y prácticamente descartado en Liga, a los blancos ya solo les queda la Champions, el milagro de cada año. Cuesta, sin embargo, pensar en este Madrid como candidato al título europeo, por mucho que esté ya casi en cuartos de final, a apenas tres pasos del título.

Santiago Solari, entrenador del Real Madrid.
Santiago Solari, entrenador del Real Madrid.
Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Pase lo que pase en la competición fetiche de los madridistas, es tiempo de la reflexión, de ver hacia dónde va el proyecto, qué quiere hacer el Real Madrid con su futuro más inminente, que es ya la temporada que viene. Y sobre todo deja muchos señalados, porque las cosas se han hecho muy mal.

Quizás por la borrachera de Champions, pero lo cierto es que no se midió bien lo sucedido este verano. Los que mandan pensaron que sin Cristiano ni Zidane y pese a los evidentes síntomas de agotamiento que tenía el equipo, el Madrid saldría adelante. Florentino, responsable de formar un equipo que ha quedado cuatro veces campeón de Europa, queda muy tocado con lo sucedido este verano. Porque ahora nadie sabe qué quiere el Madrid. Antes estaba claro, fichar a los mejores del mundo, actualmente parece haber renunciado a ello, ese sello de identidad de Pérez.

Los focos tienen que apuntar obligatoriamente a Bale, del que ya hablamos el otro día. Se le deben de reconocer los méritos, lo que ha hecho, pero su tiempo en el Madrid se ha acabado. No es el líder que los blancos necesitan, tanto por personalidad como por su actual nivel de juego, muy lejos del grandísimo jugador que un día fue.

Y a Benzema, ese genio que desaparece demasiadas noches y cuyo romance con el gol apenas duró un par de semanas. Y al eje Modric-Kroos, lejos ya de dominar los partidos como hace un par de años. También a Solari, que sale malherido del rally de clásicos y con la sensación de que no seguirá la temporada que viene.

Lo más importante que debe de pasar en el Real Madrid es que todas las decisiones se tomen ahora, viendo la impotencia que ha tenido ante un Barça que ni siquiera es el mejor de los últimos años. Ni ganar la Champions debe evitar la limpia que tiene que haber en el equipo blanco este verano.

Otras historias