“La siesta más cara del mundo”: se quedó dormido durante el primer cuarto del Super Bowl

Yahoo Deportes

Solo era cuestión de tiempo antes de identificaran y avergonzaran al aficionado que se quedó dormido en el Super Bowl LIV.

Las imágenes que captaron al hombre profundamente dormido durante el primer cuarto de la épica victoria de los Kansas City Chiefs sobre los San Francisco 49ers hicieron que el aficionado acaparara los titulares de todo el mundo.

La siesta del primer cuarto ha sido descrita como la “siesta más cara del mundo” debido a que las entradas para el evento de la NFL se vendieron por más de 5 mil dólares.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El New York Post dio la primicia, el aficionado que tomó la siesta en el Super Bowl resultó ser Declan Kelly, presidente y director ejecutivo de la empresa consultora Teneo.

Por alguna razón, este hombre está durmiendo en la #SuperBowl.

Aún estamos en el primer cuarto.

Cofundó la firma junto a Doug Band, quien fue ex asistente principal del presidente Bill Clinton.

Kelly todavía mantiene estrechos vínculos con los Clinton y su organización sin ánimos de lucro, la Fundación Clinton.

“Para muchos de los principales directores ejecutivos y corporaciones del mundo, Declan es un asesor de confianza”, asegura la biografía de Kelly en el sitio web de Teneo.

El empresario tendrá dificultades para vivir su sueño exorbitantemente caro, pero como dice el refrán, el dinero no puede comprar la paz mental.

El aficionado dormido en la Super Bowl ya ha sido identificado y avergonzado. Imagen: Barstool Sports/Getty
El aficionado dormido en la Super Bowl ya ha sido identificado y avergonzado. Imagen: Barstool Sports/Getty

A inicios de esta semana, el precio medio de una entrada para el Super Bowl en StubHub era de 6.414 dólares, mientras que la entrada más barata se vendió por 4.975 dólares.

Como siempre, Twitter se burló de la situación, y muchos señalaron su parecido con Andrew Bernard de la serie de televisión de NBC, ‘The Office’, interpretada por Ed Helms.

Este aficionado está durmiendo la siesta más cara del mundo en la #SuperBowl

¿Ese es Andy Bernard?

El Super Bowl es el lugar perfecto para tomar una pequeña siesta.

Este es Declan Kelly de Teneo durmiendo la siesta más cara del mundo, según las fuentes.

Deberían prohibirle de por vida asistir a cualquier partido de la NFL.

Compra esta entrada tan cara solo para dormir.


El increíble precio de la comida y la bebida en el Super Bowl

Además del costo absurdo de las entradas, los aficionados también tuvieron que desembolsar una gran cantidad de dinero en efectivo para darse unos pequeños caprichos.

Nadie entra a la Super Bowl esperando que la comida sea una ganga, pero lo cierto es que el precio de algunos de los productos que estaban a la venta el domingo en Miami eran desconcertantes.

Antes del partido entre los 49ers y los Chiefs, algunos aficionados hicieron mención a los altos precios que el Hard Rock Stadium exigía incluso por la comida de estadio más simple.

Para empezar, ¿qué tal unos 15 dólares estadounidenses por unas palomitas de maíz básicas? ¿Quieres sumar un refresco o una cerveza? Eso será un total de 30 dólares estadounidenses, unos 45 dólares australianos.

Precios de las concesiones en el Super Bowl.

En ese punto, será mejor apostar por una hamburguesa y cerveza.

El producto más subestimado de ese menú fue el cup cheese, por 3 dólares estadounidenses.

Las cosas no mejoraron mucho en lo que respecta a las opciones de comidas exóticas que brindaba el estadio.

El premio de la opción más cara del menú se lo llevó el cóctel de pinza de cangrejo, que alcanzó la friolera suma de 85 dólares estadounidenses.

También hubo una salchicha cubana por 34 dólares, una copa de champán por 25 dólares y un hot dog básico por unos 12 dólares.

¿Qué hay en el menú en la #SBLIV? Échale un vistazo a algunas de las opciones.

Andrew Reid

Otras historias