La vida en Italia tras Salvini: del escepticismo sobre el cambio climático a enseñarlo en la escuela

Corren nuevos tiempos en Italia. La salida del Gobierno de Matteo Salvini y su Liga el pasado mes de agosto y la entrada en el mismo del Partido Demócrata ha supuesto un cambio radical en las políticas. Ya se había apreciado en asuntos como la inmigración, donde el nuevo Ejecutivo, en el que se mantiene el Movimiento 5 Estrellas, ha adoptado una política más tolerante. También en un mayor europeísmo. Ahora, el último ejemplo ha sido el de la emergencia climática.

Sesión de confianza del nuevo Gobierno en el Senado italiano (Foto: FILIPPO MONTEFORTE/AFP via Getty Images)
Sesión de confianza del nuevo Gobierno en el Senado italiano (Foto: FILIPPO MONTEFORTE/AFP via Getty Images)

Salvini, al igual que otros partidos de extrema derecha en el mundo, siempre ha hecho gala de escepticismo en todo aquello referido al calentamiento global y al consiguiente cambio climático. Su partido votó en contra de casi todas las propuestas para la protección del nedio ambiente que fueron llevadas al Parlamento italiano.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Una actitud que se aprecia también en Brasil con Bolsonaro y su escasa protección del Amazonas o en Estados Unidos con Trump y su decisión de abandonar el Acuerdo de París.

La ausencia de la Liga en el Gobierno ha hecho que Italia afronte un gran viraje en este asunto. Tanto es así, que va a convertirse en el primer país que hará obligatorio el estudio en las escuelas públicas del calentamiento global y la influencia humana en los recursos naturales.

A partir del mes de septiembre, momento en el que da comienzo el nuevo curso escolar, los colegios estatales incorporarán la agenda 2030 de la ONU, un plan de acción que tiene como objetivo el desarrollo sostenible. Así, habrá una hora a la semana que estará dedicada a estas temáticas. Además, asignaturas como Matemáticas, Geografía o Física también se impartirán desde la perspectiva de la sostenibilidad.

Lorenzo Fioramonti. (AP Photo/Matt Dunham)
Lorenzo Fioramonti. (AP Photo/Matt Dunham)

La mente detrás de este proyecto

Detrás de esta iniciativa está el ministro de Educación Lorenzo Fioramonti, un político del Movimiento 5 Estrellas que siempre se ha mostrado como un ambientalista convencido. Hace unos meses recibió muchas críticas cuando alentó a los estudiantes a faltar a la escuela para participar en marchas a favor del clima.

También ha defendido la imposición de impuestos sobre los billetes de avión y los alimentos plásticos y azucarados, con el objetivo de generar fondos para la educación y el bienestar. Precisamente esta última propuesta forma parte del Presupuesto del Gobierno para 2020, que ha sido presentado recientemente al Parlamento.

Y ya ha encontrado respuesta por parte de los productores de la industria que rechazan un impuesto al plástico porque “la medida penaliza los productos, no el comportamiento”. Está por ver si finalmente sale adelante.

Otras historias