LaLiga tiene que ser contundente con Juan Cala… si lo declara culpable

Miguel A. Sánchez
·1 min de lectura

El fútbol español se avergonzó el pasado domingo. Una vergüenza de sobra conocida y que todos sabíamos que estaba ahí, palpitando en el ambiente, pero ante la que muchos hacían oídos sordos. El racismo. El racismo con cada jugador de raza negra, los comentarios irreverentes y los insultos. El domingo, Diakhaby acusó a Juan Cala de haberle proferido un insulto racista que no vamos a reproducir en este artículo. El futbolista lo niega. La pelota está en el tejado de Javier Tebas y Rubiales.

La Real Federación Española de Fútbol y La Liga deben ser contundentes y que todo el peso del Código Disciplinario caiga contra el futbolista. Si Juan Cala ha tenido un resbalón racista, debe caer sobre él todo el peso del reglamento RFEF y todas las sanciones necesarias. No podemos seguir tolerando el prejuicio racial. Solo con contundencia podemos frenar esta lacra.