Lamar Odom quiere una segunda oportunidad en los Lakers… y en la vida

Zalen Gades
Lamar Odom en la práctica de Lonzo Ball hace dos semanas. Foto: Shahan Ahmed

La vida de Lamar Odom fue hasta hace poco una auténtica montaña rusa. Su adicción a las drogas acabaron con su carrera deportiva y casi le cuestan la existencia. Hace poco menos de dos años, el que llegó a ser integrante de Los Angeles Lakers campeones de la NBA en 2009 y 2010, estuvo a punto de fallecer a causa de una sobredosis. Ahora busca una oportunidad para seguir vinculado a la franquicia angelina de la mano del coach Luke Walton.

Durante las últimas semanas, Odom formó parte del cuerpo técnico del entrenador en las pruebas que los Lakers estuvieron llevando a cabo a los jugadores del draft que se celebrará el jueves. Al exjugador se le vio mucho más atlético, delgado y con algo más de brillo en la cara. Incluso interactuó con los reporteros para expresarles que su deseo es el de convertirse en asistente de Walton.


En contra tiene la falta de experiencia y la atención mediática que su presencia tendría en los Lakers. Nadie en la organización quiere que se desvíe la atención a otros asuntos. Sin embargo, el coach lagunero y él son grandes amigos y en el pasado éste confesó que ayudaría a Odom en lo que hiciera falta. Ambos compartieron equipo junto a Brian Shaw, quien también es coach asistente de Walton, y su amistad pasó al ámbito familiar a base de triunfos y momentos compartidos. Incluso Earvin Magic Johnson compartió momentos con Odom recientemente.

Por ahora, el entrenador de los Lakers no ha confirmado ni desmentido que Odom vaya a formar parte de sus colaboradores y todos son especulaciones sobre la presencia del exjugador en las prácticas. El que fue Sexto Hombre del Año en 2011 quiso regresar a la NBA después de un periodo de sequía deportiva y envuelto en la polémica. Su última campaña en la liga fue en la temporada 2012-13, cuando formó parte de Los Angeles Clippers por segunda ocasión en su carrera. Aquel año jugó los 82 encuentros (dos de ellos como titular), sin embargo, tocó fondo en las estadísticas de su carrera y se le vio muy fuera de forma. Su adicción y las distracciones le desconectaron de la realidad deportiva: pasó por el calabozo por conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas.


Tras no lograr permanecer en los Clippers y ante otra posibilidad de regresar a los Lakers que quedó en nada, Odom dijo adiós a su periplo en la NBA. En 2014 firmó por dos meses con el Laboral Kutxa Baskonia de la liga ACB. Tan solo jugó dos partidos.

Los problemas de espalda y su mal estado de forma se fueron agravando. También su coqueteo con las drogas hasta que en octubre de 2015 tocó fondo cuando fue víctima de una sobredosis en Las Vegas. Tras estar en coma, la vida le dio una segunda oportunidad que parece estar aprovechando. Ahora sólo le falta que otros depositen su confianza en él. 

También te puede interesar:


 


 


Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines