Laporta debe dejar su postura ambigua respecto a la Superliga europea

Jose Benitez
·2 min de lectura

Tras unos días en silencio, Laporta salió ayer a explicar su postura sobre la Superliga, y aunque para saber cual sería la postura del FC Barcelona primero habrá que esperar a la Asamblea y ver que deciden todos los socios, sabemos de la influencia que tiene el Presidente del club.

Laporta se mostró favorable y denunció algunas presiones a los clubes que formaban parte de la propuesta inicial de la Superliga. Según él, los grandes clubes hacen grandes inversiones para proporcionar espectáculo y fútbol de calidad, sin que su inversión se vea respaldada con un mayor número de ingresos por derechos televisivos.

The Club Badges of Manchester City and Tottenham Hotspur | Visionhaus/Getty Images
The Club Badges of Manchester City and Tottenham Hotspur | Visionhaus/Getty Images

En mi opinión el presidente del FC Barcelona se escuda en la gran inversión que hace, cuando no es obligatorio para ellos que se endeuden millonariamente cada temporada para pagar jugadores por encima de su valor real. Quizás los socios del FC Barcelona sí le exijan a sus gestores resultados deportivos inmediatos, y eso pasa en muchas ocasiones en comprar a los mejores futbolistas, pero ese modelo es insostenible.

Si los grandes clubes tienen problemas financieros, que pinchen la burbuja, no la hagan aún más grande. El COVID-19 ha ayudado a rebajar el valor de futbolistas que no paraba de crecer hasta límites inasumibles por casi ningún equipo, y se debe seguir en esa dirección.

Si, es cierto que los organismos como la UEFA deben remodelarse, y ofrecer más ganancias a los equipos ( a todos, ojo), pero los grandes clubes deben hacer autocrítica y admitir que se han endeudado más de la cuenta. El fútbol es de todos, los ingresos que general Real Madrid, Manchester United o FC Barcelona no se generan por arte de magia, se generan porque juegan al fútbol, que es lo que la gente quiere ver, y juegan al fútbol con equipos pequeños, medianos y grandes, gracias a eso estos equipos han crecido y pueden decir que son grandes ahora. Coger y marcharse cuando se han estado aprovechando de su situación durante décadas sería un acto totalmente insolidario, y sobre todo, impropio de este bonito deporte.