Laporta prepara una 'escabechina' y no es la primera vez

·2 min de lectura

Hace unos días Joan Laporta confirmó que este cierre de liga supondrá un fin de ciclo. A partir del próximo fin de semana, cuando ya hayan acabado todos los partidos, se comenzará a confeccionar la plantilla de la próxima temporada, y se tomarán decisiones importantes relativas a grandes futbolistas y cuerpo técnico de la plantilla. 

La continuidad de Koeman, que hace unos meses resultaba obvia, a día de hoy está en el aire. La renovación de Messi se encuentra estancada desde hace un año, los salarios de jugadores como Piqué, Jordi Alba o Busquets son demasiado elevados teniendo en cuenta las prestaciones que puedan dar de cara a los próximos años. En palabras del diario Sport, se viene una 'escabechina'.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

En su primera etapa como presidente, que comenzó en 2003, completó en dos ocasiones una operación salida que no dejó indiferente a nadie. En el mismo año de su llegada, consiguió traer a Ronaldinho. Posteriormente le quitó el 10 al gran Juan Román Riquelme para dárselo a “Ronnie”.

Además del argentino, Bonano, Enke, Andersson, Christanval, Frank de Boer, Fernando Navarro, Sorín, Rochemback, Mendieta, Geovanni y Dani García Lara abandonaron la entidad. Junto al sonado fichaje del brasileño, llegaron al equipo otros futbolistas de talla mundial como Márquez, Mario, Van Bronckhorst, Rustu, Quaresma y Luis García.

Ronaldinho y Laporta en rueda de prensa | Shaun Botterill/Getty Images
Ronaldinho y Laporta en rueda de prensa | Shaun Botterill/Getty Images

La última revolución tuvo lugar en 2008. El Barça venía de una mala racha tras haberse proclamado campeón de la Champions en 2006, y Rijkaard estaba en la cuerda floja. El presidente tuvo agallas y valor y apostó por alguien de la casa, Pep Guardiola. Ésta fue la principal apuesta de Laporta, aunque la acompañó con fichajes que terminarían siendo un éxito como el de Gerard Piqué o Dani Alves.

Trece años después el Barça vuelve a estar sumido en una crisis deportiva, institucional y financiera, y Joan Laporta vuelve a ocupar la posición más alta en el organigrama del club. Veremos como acaba todo.

Vídeo | Lionel Messi se gasta 7 millones de dólares en una casa en Miami

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente