Laporta no tenía las manos atadas respecto a la Superliga: está esperando para hacer la declaración más oportuna

Jose Benitez
·2 min de lectura

El Presidente de la UEFA comentó que el Barça había entrado a la Superliga por el compromiso adoptado por la anterior directiva y que, por tanto, Laporta se había visto obligado a entrar. El presidente culé todavía no se ha pronunciado, lo que me hace pensar que inteligentemente no hizo declaraciones para ver la reacción de la afición, especialmente de sus socios.

El recientemente elegido Laporta sabía que la decisión tendría que ser ratificada en Asamblea por los socios culés, por lo que si se mostraba favorable a la Superliga y luego se votaba en contra de ella, su mandato se vería comprometido nada más empezar.

Esta actitud no quiere decir que Laporta sea contrario a la Superliga, ni que tuviera las manos atadas, si no que ha sabido leer la situación y ha esperado al momento adecuado para adaptarse. Como prueba de ello el siguiente video de 2004 donde se muestra favorable a una Superliga.

"Si los clubes fuertes lo vemos bien, tendríamos que tomar una decisión" comentaba Laporta, que en ese momento ejercía su primer mandato al frente del FC Barcelona. Si bien es cierto que las personas tenemos derecho a cambiar de idea, y que el Presidente del Barça llevaba pocos meses al frente del club, su actitud equidistante deja leer entre líneas que frontalmente en contra no está a esta Superliga.

Y lo cierto es que siendo directivo del club culé, es difícil ver con malos ojos esta Superliga, ya que los blaugranas atraviesan una crisis financiera tremenda. La creación de esta competición prometía a sus fundadores unos ingresos multimillonarios, por lo que podría ser el bote salvavidas para un club que realmente peligra si no sanea sus cuentas.

Cierto es que la UEFA no es la panacea, y hay que hacer muchos cambios en el fútbol, pero la creación de una liga elitista no es la solución, y dudo mucho que Laporta sea el que la aporte.