Las estatuas caen a medida que los estadounidenses revisan su historia y sus héroes

Yahoo Noticias

La guerra por la forma correcta de recordar el problemático pasado de la nación se intensificó esta semana cuando la policía dispersó a una multitud que intentaba derribar una estatua de Andrew Jackson, el predecesor favorito de Donald Trump, cerca de la Casa Blanca. Pero los monumentos conmemorativos a otros expresidentes, incluidos George Washington y Thomas Jefferson, cayeron entre la multitud que se ha estado reuniendo todas las noches en muchas ciudades desde la muerte de George Floyd en Minneapolis, un hecho que galvanizó el apoyo público al movimiento Black Lives Matter.

Aunque muchos estadounidenses creen que la nación no debe seguir glorificando la memoria de la Confederación y la institución de la esclavitud, otros, como el presidente Trump, han respondido que mantener los monumentos y nombres honorarios en su lugar honra la “Gran Herencia Americana”.

El número de estatuas que se han retirado, algunas almacenadas por funcionarios gubernamentales o instituciones locales y otras derribadas por los propios manifestantes, ilustra cuán amplia ha sido la revisión de la reputación histórica.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Por supuesto, los historiadores siempre están revisando el pasado a la luz de las nuevas investigaciones y la evolución de los valores sociales y políticos. Los hombres, como ellos, cuyas estatuas han sido derribadas, no están siendo eliminados de los libros de historia; las protestas solo ponen en entredicho la idea de que merecen un lugar de honor en la vida cívica de Estados Unidos.

Estos son seis ejemplos tanto de casos sencillos, como el de un ferviente partidario de la esclavitud que participó en la guerra en los Estados Unidos, y otros más complejos, como el general de la Unión que derrotó al Sur pero que fue un propietario de esclavos. Estos casos sirven para ilustrar la eliminación de estatuas destinadas a honrar a las figuras que representan.

Jefferson Davis, 1808-1889

La Comisión Asesora de Propiedades Históricas de Kentucky votó el 12 de junio retirar una estatua de Jefferson Davis del Capitolio estatal en Frankfort, donde había estado desde 1936. Davis no solo era dueño de esclavos y un apologista impenitente de la esclavitud, que consideraba “una cuestión moral, social y una bendición política”, sino que fue literalmente un traidor a los Estados Unidos llegando a convertirse en el presidente de la Confederación durante la Guerra Civil. Más tarde nombraron en su honor condados, escuelas, parques, museos, montañas, hospitales y carreteras, así como en honor del exfiscal general Jeff Sessions. En los últimos años, se han eliminado las estatuas de Davis en todo el país, un proceso que solo se ha acelerado a raíz del asesinato de Floyd y las protestas a nivel nacional que le han seguido. El 10 de junio, los manifestantes derribaron una estatua de Davis en Monument Avenue en Richmond, Virginia, la antigua capital de la Confederación.

<em>El gobernador demócrata de Kentucky, Andy Beshear, operando una grúa que retira una estatua del presidente confederado Jefferson Davis de la rotonda del Capitolio en Frankfort, Kentucky. (Bryan Woolston/Reuters)</em>
El gobernador demócrata de Kentucky, Andy Beshear, operando una grúa que retira una estatua del presidente confederado Jefferson Davis de la rotonda del Capitolio en Frankfort, Kentucky. (Bryan Woolston/Reuters)

Ulises S. Grant, 1822-1885

El presidente Ulysses S. Grant, el hombre que condujo al Ejército de la Unión a la victoria sobre la Confederación, ayudando así a poner fin a la esclavitud, parece un objetivo poco probable para las protestas inspiradas en Black Lives Matter. Sin embargo, los manifestantes arrancaron una estatua de Grant de su pedestal en el Parque del Golden Gate de San Francisco durante el Juneteenth, la festividad que marca el fin de la esclavitud en Estados Unidos. Algunos manifestantes señalaron que Grant había tenido un esclavo el año anterior a la Guerra Civil. Y como presidente, dirigió algunas de las batallas más sangrientas de las Guerras Indias. Sin embargo, Grant liberó a su propio esclavo antes de que comenzara la Guerra Civil, insistió en la igualdad de trato para los prisioneros de guerra afroamericanos y blancos por parte de las fuerzas confederadas y trató de destruir el Ku Klux Klan en los años posteriores a la victoria del Norte. Como presidente, contribuyó a ratificar la Decimoquinta Enmienda a la Constitución, que les otorgó a los afroamericanos el derecho a votar.

Todo lo que queda de Francis Scott Key en el Parque de Golden Gate

La estatua cercana de Ulises S. Grant también ha sido derribada. También era dueño de esclavos, antes de la Guerra Civil. Cumplieron sus objetivos esa noche.

Theodore Roosevelt, 1858-1919

El Museo Americano de Historia Natural de la ciudad de Nueva York anunció el domingo que eliminaría una estatua al aire libre de Theodore Roosevelt, el 26° presidente de los Estados Unidos, que ayudó al museo a reunir su colección de artefactos. Las objeciones al monumento no tenían que ver con la figura de Roosevelt sino más bien con la propia estatua, del escultor estadounidense James Earle Fraser, quien representó a Roosevelt a caballo junto a dos figuras ambulantes de hombres afroamericanos y nativos americanos. La iconografía había sido objeto de numerosas quejas de clientes que lo consideraban un homenaje al colonialismo.

“En las últimas semanas, la comunidad de nuestro museo se ha conmovido profundamente por el movimiento cada vez más amplio por la justicia racial que surgió después del asesinato de George Floyd”, dijo la presidenta del museo, Ellen V. Futter, en una entrevista al New York Times. “Hemos observado que la atención del mundo y del país se ha centrado cada vez más en las estatuas como símbolos poderosos e hirientes del racismo sistémico”.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que la ciudad apoyó la decisión del museo de retirar la estatua “problemática”, y el propio bisnieto de Roosevelt, un síndico del museo, también estuvo de acuerdo. Sin embargo, Trump señaló su descontento con la decisión.

Ridículo, ¡no lo hagáis! https://twitter.com/washtimes/status/1274844372094390278 …

Bill de Blasio: el museo de historia eliminará la estatua “problemática” de Roosevelt.

Andrew Jackson, 1767-1845

Andrew Jackson, el séptimo presidente, trajo a 14 esclavos de su plantación de Tennessee con él a la Casa Blanca en 1829. En el momento de su muerte tenía a 150 afroamericanos. Como presidente, supervisó la reubicación forzada de los nativos americanos de sus tierras ancestrales al este del Misisipi, un acto de genocidio que se recuerda como el Sendero de las Lágrimas. El desalojo brutal despejó la tierra para que los colonos blancos ricos pusieran en marcha sus plantaciones de algodón con la mano de obra esclava de los negros. Se dice que Trump admira a Jackson y colgó un retrato de él en la Oficina Oval.

El lunes por la noche, los manifestantes se reunieron cerca de la Casa Blanca en la Plaza Lafayette, donde intentaron derribar una estatua de Jackson. En respuesta, Trump los amenazó con 10 años de cárcel.

<em>Los manifestantes intentando derribar una estatua de Andrew Jackson en el Parque Lafayette frente a la Casa Blanca, el lunes. (Tom Brenner/Reuters)</em>
Los manifestantes intentando derribar una estatua de Andrew Jackson en el Parque Lafayette frente a la Casa Blanca, el lunes. (Tom Brenner/Reuters)

Thomas Jefferson, 1743-1826

El autor principal de la Declaración de Independencia, Thomas Jefferson, escribió las palabras que cambiarían el curso de la historia: “Sostenemos que estas verdades son evidentes, que todos los hombres son creados iguales”. Pero cuando estableció ese principio, el propio Jefferson era dueño de esclavos, y durante su vida compraría más de 600 esclavos. Ahora se acepta ampliamente que una mujer que fue esclava en su hogar, Sally Hemings, también era su amante y la madre de al menos seis de sus hijos no reconocidos. No fue el único. Doce de los primeros 18 presidentes poseían esclavos. Sin embargo, Jefferson también habló a menudo en contra de la institución de la esclavitud y pensó que representaba la mayor amenaza para la supervivencia del país. También favoreció un plan para emancipar a los esclavos gradualmente con el tiempo.

La semana pasada, los manifestantes en Portland, Oregón, citaron el pasado esclavista de Jefferson para justificar el derrumbe de una estatua del tercer presidente estadounidense que se encontraba frente a la Jefferson High School.

El sábado por la noche, en su mitin en Tulsa, Oklahoma, Trump criticó a los manifestantes y dijo que “los anarquistas de izquierda derribaron una estatua de Thomas Jefferson”.

<em>Los manifestantes derribaron una estatua de Thomas Jefferson en Portland, Oregón (Kate Kaye)</em>
Los manifestantes derribaron una estatua de Thomas Jefferson en Portland, Oregón (Kate Kaye)

George Washington, 1732-1799

Al igual que Jefferson, George Washington era un dueño de esclavos que a menudo expresaba sus reservas sobre la institución. Heredó su primer esclavo a la edad de 11 años, a la muerte de su padre en 1743. En el momento de su muerte en 1799, Washington tenía 123 esclavos en su plantación de Mount Vernon en Virginia. Es famoso el hecho de que su dentadura postiza consistía de dientes extraídos de la boca de los hombres que mantenía en esclavitud. Meses antes de la muerte de Washington, el primer presidente de la nación escribió en su testamento que sus esclavos debían ser liberados después del fallecimiento de su esposa, Martha, quien murió en 1802. Sin embargo, los esclavos que pertenecieron a Washington fueron transferidos a la familia de su esposa.

Los mismos manifestantes de Portland que derribaron la estatua de Jefferson también derribaron una de Washington, pintando con spray las palabras “colono genocida”. La semana pasada desfiguraron una segunda estatua de Washington en Baltimore escribiendo en su pedestal “Destruir a los racistas”.

David Knowles

Otras historias